Detienen a actor español por delito "contra sentimientos religiosos"

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Madrid. El actor español Willy Toledo fue detenido en las inmediaciones de su vivienda en Madrid para que acuda a declarar ante el juez por un presunto delito “contra los sentimientos religiosos”. La aprehensión fue ordenado tras negarse a acudir ante el juzgado en dos ocasiones, al considerar que en pleno siglo XXI se pretenda juzgar a una persona por un delito de ese tipo era una práctica “medieval”.

El actor de cine y teatro Willy Toledo lleva más de un año y medio con una batalla legal a la que decidió hacer frente desde la insumisión y el no acatamiento de las leyes y los dictámenes judiciales. Los hechos se remontan a julio del 2017, cuando se enteró por la prensa que en Andalucía habían procesado a tres mujeres por un delito contra los sentimientos religiosos por haber celebrado durante la Semana Santa una procesión encabezada por una vagina gigante y que titularon “la procesión del coño insumiso”.

La reacción del actor español fue de indignación y decidió hacerla pública en su página personal de las redes sociales, en las que tras llamar “energúmena” a la juez escribió: “Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. ¡Viva el coño insumiso!”

Tras conocer las declaraciones del actor, que repitió en numerosos medios de comunicación españoles, la Asociación Española de Abogados Cristianos presentó una denuncia en su contra en un juzgado de Madrid por un delito idéntico al que fueron acusadas las tres mujeres que llevaron a cabo la procesión.

El juzgado de instrucción número 11 de Madrid admitió a trámite la querella e inició la fase de instrucción, que consiste en recabar los testimonios y las pruebas de la acusación y el acusado. El magistrado citó a declarar al actor Willy Toledo en dos ocasiones, pero él se negó a acudir bajo el argumento de que se negaba a reconocer un Código Penal que contempla un delito como el que se le imputaba.

El juez lo citó a declarar para este 13 de septiembre y le advirtió que sería detenido por la policía y llevado ante su juzgado. De hecho él mismo y un grupo de compañeros actores habían organizado una especie de vigilia en el Teatro del Barrio de Madrid, donde anunció públicamente que ahí estaría esperando a los agentes para que le detuvieran y lo llevaran ante el juez. Que no opondría resistencia, pero que tampoco pensaba presentarse voluntariamente.

De hecho, tras su detención, él mismo publicó un mensaje en sus redes sociales: “Me detienen. Se nos jodió el guateque”. Su abogado añadió al respecto: “Una persona va a pasar la noche en un calabozo por no explicar a un juez por qué escribe que se caga en Dios. їEstamos en la inquisición!En la España del siglo XXI la libertad de expresión hoy se encierra en un calabozo”. Incluso convocó al “pueblo combativo de Madrid” a “participar en un acto de resistencia ante la deriva neofascista que está tomando el Reino de Españita”,que tildó de “Estado represivo borbónico franquista”.

Últimas noticias