Leclerc será el segundo piloto más joven en la historia de Ferrari

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

El monegasco Charles Leclerc se convertirá en el segundo piloto más joven en incorporarse a las filas de Ferrari como titular cuando arranque el campeonato 2019 y tenga 21 años cumplidos, el primer lugar seguirá perteneciendo al mexicano Ricardo Rodríguez, quien compitió por vez primera en el Gran Premio de Italia en 1961 para la escudería de casa en ese momento, contando con apenas 19 años de edad.

Apenas hace unas horas, antes del Gran Premio de Singapur, el director de la escudería del Cavallino Rampante, Mauricio Arrivabene, anunció en un comunicado que el finlandés Kimi Raikkonen, quien fuera campeón del mundo en 2007, dejará la escudería para el final de la temporada 2018.

“A lo largo de estos años, la contribución de Kimi, como piloto, así como su calidad humana, ha sido fundamental. Ha jugado un papel decisivo en el crecimiento del equipo, y ha sido siempre un gran miembro del mismo”.

“Como campeón mundial para Scuderia Ferrari, será siempre parte de esta familia y de la historia del equipo. Agradecemos a Kimi por todo y deseamos un futuro próspero para él y su familia”.

Raikkonen regresará a Sauber, la escudería que lo debutó en Fórmula 1 en 2001. Por su parte, Frédéric Vasseur, director de Alfa Romeo Sauber F1 Team, en su comunicado dice:

“Firmar a Kimi Raikkonnen como nuestro piloto significa un pilar importante para nuestro proyecto y nos acerca al objetivo de progresar bastante como equipo en un futuro cercano. El indudable talento y la enorme experiencia de Kimi en Fórmula 1 no solamente contribuirán al desarrollo de nuestro auto, sino también acelerará el crecimiento y desarrollo de nuestro equipo como un todo...”.

Cabe recordar que Leclerc no solamente viene de las filas de la Ferrari Drivers Academy, asunto que lo colocaba como heredero inmediato de un asiento titular en la escudería italiana, sino se trata de un asunto de suerte, fortuna y talento.

La suerte de estar en el momento y lugar indicados le viene de un lamentable suceso, la muerte de Jules Bianchi en 2015 por un terrible choque sufrido en el Gran Premio de Japón de 2014. Este piloto francés, era quien tenía el camino labrado hacia un monoplaza de esta legendaria escudería, pero el fatal accidente cambió la historia y dejó el arribo disponible para un novato.

La fortuna llega a través de quien ciertamente resulta clara influencia en un decisión que, si bien, podría haberse dado eventualmente, llega de manera inmediata tras su año de novato en Fórmula 1. Se trata de Nicolas Todt, su agente, hijo de quien fuera nombrado en 2004 director general de Ferrari y dos años más tarde CEO de la marca, no siendo esto suficiente, en 2007 compaginaría ambos cargos. Esto deja un peso inmenso en la historia de este emblemático equipo. Se trata de Jean Todt, el hoy presidente de la FIA.

Pero el elemento más importante, que juega un papel fundamental en esta determinación, es el talento del monegasco, quien a partir de su debut en el presente campeonato ha conseguido resultados sobresalientes con un auto que no ofrece las prestaciones, el desempeño y la confiabilidad que un piloto soñaría en la máxima categoría. A pesar de esto, ha conseguido, tras 14 grandes premios disputados, 13 puntos que lo colocan en la posición número 15 del campeonato, también obtuvo un 6o sitio en el Gran Premio de Azerbaiyán. Antes de eso, como antesala a la Fórmula 1, fue campeón en GP3 en 2016 e igualmente se coronó en Fórmula 2 en 2017.

Últimas noticias