Exponen habitantes de CDMX irregularidades por parte de inmobiliarias

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Habitantes de la Cuidad de México llamaron a los afectados por la “corrupción inmobiliaria” a la organización ciudadana para crear un frente común contra las grandes obras que violan los usos de suelo y sus derechos humanos.

Exigieron la eliminación de los polígonos de actuación y la transferencia de potencialidades que han servido como sustento al gobierno de la ciudad para autorizar los megaproyectos inmobiliarios.

Ayer en asamblea ciudadana sobre avenida del Imán, justo en el centro de un corredor de edificaciones que superan los 30 pisos, habitantes de las delegaciones Coyoacán y Tlalpan exigieron la cancelación de proyectos inmobiliarios en zonas de escasez de agua.

Que el jefe de gobierno, José Ramón Amieva, cumpla con el compromiso de detener los desarrollos inmobiliarios mayores a diez mil metros cuadrados de construcción y suspenda los permisos para las megaobras.

La flexibilidad de permisos para construir ciudades verticales casi continuas, en la zona de Periférico Sur obligó a los vecinos -por el momento de Tlalpan y Coyoacán- a unirse para detener las nuevas construcciones que afectan sus derechos.

Desde hace poco más cinco años que se transformó el espacio urbano, expusieron han visibilizado una serie de problemáticas que violan los derechos humanos de miles de habitantes de la ciudad: acceso al agua potable, movilidad, a un medio ambiente sano; aunado a omisiones de protección civil, que han permitido edificios de más de 30 niveles en áreas habitacionales, donde no debería haber más de cuatro.

Para los participantes de la Asamblea Vecinal contra la Corrupción Inmobiliaria, las omisiones de la autoridad han llevado a la construcción de grandes centros de explosión inmobiliaria como Be Grand Alto Pedregal, City Express Cuicuilco, Greystar Cuicuilco, Mantik o Artz Pedregal y High Park Sur.

Los desarrollos mencionados han generado problemáticas sociales que dejan desprotegidos a los habitantes, afirmaron.

Ante la situación demandaron que la nueva administración de la ciudad cumpla con su compromiso de respetar las normas y usos de suelo. Asimismo la próxima semana buscarán que los diputados electos se pronuncien públicamente en éste mismo sentido.

Los vecinos piden se Garanticen los derechos humanos, por encima de los desarrollos inmobiliarios y la inversión económica. Además de que la jefa de gobierno electa asuma su compromiso de campaña de cancelar las edificaciones que no cumplan con las normas y violenten la vida de los citadinos.

 

Últimas noticias