Morenistas denuncian fraude electoral en Puebla

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Puebla, Pue.  Militantes, candidatos y dirigentes de la coalición Juntos Haremos Historia irrumpieron en el MM Grand Hotel de la ciudad de Puebla, donde encontraron un centro de operación electoral del Partido Acción Nacional (PAN), el cual se dedicaba a alterar los resultados de miles de casillas que se instalaron en el estado para la elección de gobernador, según el testimonio de los inconformes.

En el lugar, ubicado a dos calles del Instituto Electoral del Estado (IEE), se descubrió a personal y vehículos del gobierno de Puebla, del Tribunal Superior de Justicia de la entidad y de diferentes ayuntamientos, interviniendo en toda esa operación.

Luego de casi tres horas de enfrentamientos físicos y verbales, entre los que laboraban en ese lugar y quienes los descubrieron --del que resultaron al menos 10 heridos--, llegaron cinco agentes de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) a investigar lo que ocurría, pese a que las oficinas estales de ese instancia se encuentran a 20 minutos de distancia del hotel donde ocurrieron los hechos.

Acá el momento en el que morenistas irrupen en el hotel: 

Eric Cotoñeto Carmona, uno de los principales operadores del candidato a gobernador de Juntos "Haremos Historia", Luis Miguel Barbosa Huerta, calculó que en el sitio se estaba alterando la documentación de cerca de 3 mil casillas, las cuales representan casi la mitad de los 7 mil 547 puestos de votación que se instalaron en los comicios del domingo pasado.

Acusó una acción concertada entre los operadores electorales del PAN y los funcionarios del IEE que inició el domingo pasado con la manipulación del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) para dar una ventaja de cuatro puntos a la candidata del PAN, Martha Érika Alonso Hidalgo.

En uno de los salones del MM Grand Hotel, expuso, se estaban alterando las actas de escrutinio y cómputo de votos de los paquetes electorales, para hacerlos coincidir con las cifras que arrojó el PREP, previo al cómputo distrital de la elección que iniciará mañana miércoles.

De acuerdo con los dirigentes estatales de Morena, el PT y el Partido Encuentro Social (PES), fuerzas políticas que integran Juntos Haremos Historia, el centro de operación era encabezado por el magistrado del TSJ y ex representante del PAN ante el IEE, Israel Mancilla Amaro, así como por Omar Blancarte Montaño, conocido operador electoral que trabajaba para el PRI y que desde 2010 se incorporó al grupo político del ex gobernador panista Rafael Moreno Valle Rosas, este último esposo de la candidata Martha Érika Alonso.

Cuando los seguidores de Morena llegaron al hotel se toparon con Omar Blancarte. Frente a la prensa, reconoció ser funcionario de la Secretaría General de Gobierno (SGG) del estado mientras intentaba retirarse del lugar, sin embargo, fue interceptado por Eric Cotoñeto, quien le arrancó de las manos un conjunto de carpetas color azul.

Según Cotoñeto, las carpetas contenían una relación de los paquetes electorales en los que se alteraron los resultados de la elección, con el fin de otorgar una votación más alta a Martha Érika Alonso y quitar todos los sufragios al candidato de Morena-PT-PES.

Al lugar de los hechos arribó el dirigente estatal del PAN, Jesús Giles Carmona, quien admitió que conoce a Omar Blancarte, pero rechazó que en el centro de operación se ejecutara un fraude electoral.

Sostuvo que en el hotel se estaban compilando las copias de las actas de escrutinio y cómputo de votos que se entregaron a los representantes de casilla de Acción Nacional, ningún original, por lo que anunció que el partido de derecha procederá penalmente contra todos los miembros de Juntos Haremos Historia que irrumpieron en el centro.

Sin embargo, en el interior del hotel se encontró un vehículo oficial del ayuntamiento de Cuetzalan, municipio gobernado por el PAN, en cuya cajuela se detectaron actas originales de casillas de diferentes partes de la Sierra Norte del estado, por lo que elementos de la Policía Federal que arribaron al lugar acordonaron el automóvil para que la evidencia no fuera manipulada.

En tanto, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal desplegó un operativo con alrededor de 300 uniformados, de los cuales un centenar ingresó al hotel para resguardar el salón donde se encontraron decenas de cajas repletas de actas de escrutinio y cómputo de votos, sábanas electorales y computadoras que eran operadas por cerca de 40 personas.

En la intervención de los elementos de seguridad del estado dos jóvenes de Morena fueron golpeados por los policías con las macanas, sin razón aparente, además de que fueron amenazados con ser detenidos.

Últimas noticias