Celebran edición 65 de la Vela Sandunga en Tehuantepec

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Tehuantepec, Oax. Desde hace más de medio siglo, para ser exactos, hace 65 años, el pueblo de Santo Domingo Tehuantepec realiza la tradicional vela Sandunga, una de las fiestas más esplendorosas y bellas del Istmo de Tehuantepec que reúne organización, belleza, costumbre y mucha historia.

Contrario a lo que ocurrió en Juchitán y Unión Hidalgo donde suspendieron las velas por las afectaciones que dejó el terremoto del 7 de septiembre, en Tehuantepec la algarabía, fiesta y cultura fueron los principales ingredientes de la velada nocturna, a la cual calificaron como éxito.

En 1953, un grupo de tehuantepecanos dirigidos por Carlos Iribarren Sierra organizaron el centenario del son Sandunga, y para conmemorarlo eligieron a su primera reina y con ello se empezó esta festividad anual.

En este 2018, reunió a más de mil personas, en la cual las mujeres vistieron trajes regionales, que son faldas largas llamadas enaguas y blusas conocidos como huipiles además de joyas de color oro y ramos de flores en la cabeza, mientras que los hombres portaron su guayabera blanca, pantalón negro y sombrero rojo llamado “Charro 24”.

Yoali Josabet, Reina Sandunga 2018 fue coronada junto con sus princesas, y próximamente participará en el certamen de la Diosa Centéotl en el marco de las festividades de la Guelaguetza celebradas en el mes de julio.

Durante el festejo nocturno se vivió una importante algarabía, además de que para los tehuantepecanos esta celebración significa la “dignificación de la mujer istmeña”, debido a que es una figura importante dentro de la sociedad y de la economía tradicional.

“La mujer es importante y la veneramos con esta celebración, para nosotros rendirle tributo a la mujer es lo que más nos gusta y ha funcionado, la vela sandunga cumplió 65 años de realizarse, y eso es maravilloso”, expresaron los organizadores.

Las embajadoras de los 13 barrios de Tehuantepec hicieron su entrada y su belleza, porte y elegancia fueron admirados por los asistentes, quienes ahora tendrán que esperar 365 días para volver a disfrutar de esta importante belleza musical y tradicional de Tehuantepec.

Últimas noticias