"Perdonen, pero ante la mierda, sólo me queda maldecir"

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Cannes. Estados Unidos se edificó sobre la sangre de genocidios de los nativos y la esclavitud ¿La cuna de la democracia contemporánea? Estupideces. Y (Donald) Trump, aquel HDP, investigado y, contemporáneamente votado, pero ¿qué diablos tienen en la cabeza los estadunidenses?

Bienvenido de retorno a la Croisette, Spike Lee, a sus 61 años, sigue siempre talentoso y provocador, porque en esta emergencia mundial de las derechas extremistas –que no sólo es un hecho estadunidense–, el director afroestadunidense, radicado en Atlanta, tenía que poner su grano de arena para sacudir al público con su nueva película, BlacKkKlansman, recibida ayer con ovación en Cannes, en competencia.

Lea aquí la nota completa

Últimas noticias