"Este arroz ya se coció", dice AMLO tras reunión con consejeros de Citibanamex

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Al salir de la 26 reunión de consejeros regionales de Citibanamex, Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, aseguró que “este arroz ya se coció” y subrayó que no está peleado con los empresarios.

A dos meses de las elecciones, mencionó que “aunque se unan los (otros) candidatos (el panista Ricardo Anaya, y el de la coalición Todos Por México, José Antonio Meade) no podrían alcanzarnos”, porque estamos 25 puntos arriba de las preferencias electorales, y “Anaya y Meade suman 23-24 (por ciento)”.

Al término de la reunión privada, en la que participan 800 de los empresarios más importantes de todo el país y los directores de los 20 mayores fondos de inversión del mundo, que en conjunto administran recursos por el equivalente a nueve veces el valor de la economía mexicana, dijo que le fue muy bien. “Fue un intercambio de puntos de vista sobre la economía, el desarrollo del país. Nos fue muy bien, bastante bien”.

Señaló que abordaron temas sobre el crecimiento económico, inversiones, la reforma energética, la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y el desarrollo del país.

Resaltó que a los empresarios les garantizó que habrá Estado de Derecho si gana la Presidencia de la República, y les mencionó que la gente quiere un cambio. “Dije que ya no podemos seguir con un régimen corrupto, podrido, un régimen de injusticias y privilegios”.

Cuando se le preguntó si prometió contratos libres de corrupción, resaltó que en la reunión sostuvo que casos como los de Odebrecht no se repetirán. “Por eso tenemos que revisar los contratos, tanto del aeropuerto como revisar los de petróleo”, afirmó.

Manifestó que reuniones como la de esta mañana son puentes con los empresarios con quienes, subrayó, nunca se ha peleado. “He tenido una relación respetuosa (con ellos), pero me gusta llamar a las cosas por su nombre. Cuando nos afectan, y sobre todo cuando afectan el interés nacional lo tengo que decir. Yo no establezco relaciones de complicidad con nadie. Yo solamente tengo un amo, que es el pueblo de México”.

Consideró muy bueno que se tenga información de primera mano “porque hay mucha guerra sucia, muchas distorsiones; quieren asustar a empresarios, a inversionistas y es bueno que ellos nos escuchen. Lo hemos venido haciendo a lo largo de la campaña. Y en la precampaña me reuní con empresarios de los estados, lo que ha ayudado bastante para que no haya miedos, para darles confianza. Vengo repitiendo que el cambio va a ser ordenado y va a ser en beneficio de los mexicanos”.

López Obrador sostuvo que no vio a Roberto Hernández, presidente honorario del Consejo de Administración del Grupo Financiero Citibanamex, porque llegó directo al estrado, pero aclaró que ayer fue informado de que el empresario no está participando en la campaña de guerra sucia en su contra. “Pero Claudio (X. González) sí, ese es como el Fidel Velázquez de la cúpula empresarial, con todo respeto al finado”.

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Histori llegó acompañado del empresario Alfonso Romo.

Su intervención se dio al término de la del panista Ricardo Anaya. De acuerdo con el programa, cada uno de los candidatos presidenciales dispone de 40 minutos para interactuar con empresarios.

Las reuniones son a puerta cerrada.

Después de López Obrador estará José Antonio Meade, candidato presidencial del PRI. La reunión será clausurada por el presidente Enrique Peña Nieto.

 

Últimas noticias