Destaca Conafe avances del modelo de aprendizaje ABCD

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. El Modelo Basado en la Colaboración y el Diálogo (ABCD), que se imparte en las 30 mil escuelas del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), donde acuden poco más de 300 mil niños de preescolar y primaria, “no sólo dio resultados positivos en el fortalecimiento de las habilidades para que los alumnos generen su propio proceso de aprendizaje, propició nuevos mecanismos de aprendizaje y una práctica más colaborativa entre alumnos”, afirmó Gladys Barrios Veloso, directora de Educación Comunitaria e Inclusión Social del organismo.

En entrevista con La Jornada, agregó que al cumplirse el segundo año de su implementación “detectamos que estamos construyendo una respuesta más integral a los problemas estructurales del sistema educativo mexicano, sobre todo en la búsqueda de soluciones para garantizar una mejor calidad de los aprendizajes que adquieren los estudiantes”.

Durante el segundo día de trabajos del Seminario Internacional “Nuevos Modelos de Aprendizaje para un Mundo que Cambia”, convocado por Conafe y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), explicó que si bien el modelo ABCD, diseñado a partir de la propuesta de redes de tutoría, diseñado por el especialista mexicano Gabriel Cámara, “sigue la línea y los contenidos de la reforma educativa, para Conafe se trata de una propuesta innovadora, disruptiva, que genera una nueva relación alumno-instructor, mucho más horizontal e inclusiva”.

Las 30 mil figuras educativas del Conafe, dijo, forman a sus educandos con el modelo ABCD, donde los alumnos tienen una participación más activa para definir qué quieren aprender, y los resultados “son visibles. Tenemos chicos con más habilidades y más capaces de aprender a aprender por ellos mismos, por lo que al final lo que se busca es que puedan afrontar los desafíos que impone la sociedad del siglo XXI”.

En el Conafe, que atiende a estudiantes de comunidades rurales en zonas de alta o muy alta marginación, “hemos logrado que nuestros alumnos sean más críticos y reflexivos, que se apropien más de lo que aprenden. Tienen sus materiales y unidades de estudio, y ahora definen cómo quieren aprender”, sentenció.

 

Últimas noticias