Morena cuestiona falta de agua para usarla como recurso político

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Legisladoras federales y locales de Morena, así como su dirigencia estatal en la Ciudad de México hicieron un llamado a la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF) para que realice un monitoreo del suministro de agua, particularmente en la delegación Iztapalapa, a fin de evitar que se haga un uso político clientelar del recurso.

En conferencia de prensa, las asambleístas Aleida Alavez Ruíz y Ana María Rodríguez Ruíz, las diputadas federales Ernestina Godoy Ramos y Ana Leticia Carrera Hernández, junto con la presidenta del Consejo Estatal, Clara Brugada Molina, cuestionaron la intención del jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, de pretender desviar la responsabilidad de su administración en el desabasto que padece la ciudad llevando el tema a un terreno político.

Brugada advirtió que al señalar a quienes se manifiestan en las calles por el desabasto de agua que padecen, de estar detrás de grupos políticos que manipulan las válvulas de la red, anticipa la criminalización de la protesta y de la de lucha en defensa del agua”, previo a la etapa de estiaje y en periodo electoral.

Godoy, instó al mandatario capitalino a presentar un protocolo de atención frente a interrupciones prolongadas y otro para “evitar la rapiña política y el uso electoral del agua”.

Alavez dijo en tanto que promoverá en la Asamblea Legislativa una excitativa para que se dictamina la iniciativa que presentó en octubre del año pasado para incrementar las sanciones en contra de servidores públicos que especulen o condicionen el reparto de agua o manipulen indebidamente las válvulas de la red de distribución y suministro.

Advirtió que el gobierno federal ha disminuido considerablemente los recursos destinados a la ciudad para agua, de mil millones en 2009 a 250 millones en este año, mientras continúa destinando miles de millones en la construcción del Túnel Emisor Oriente, cuyo costo se elevó desde el inicio de su construcción en 2009 en el gobierno de Felipe Calderón, de 9 mil millones de pesos, a 60 mil millones este año.

Es lamentable que en vez de estar invirtiendo en infraestructura para infiltrar agua al acuífero bajo la ciudad, se invierta tanto dinero en el túnel de la corrupción”, señaló.

Últimas noticias