Acusan de acoso sexual a influyente diputado ruso

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Moscú. ¿Le da miedo trabajar en la Duma? Si es así, búsquese otro empleo”, tajante y prepotente, respondió así el presidente de la Cámara baja del Parlamento ruso, Viacheslav Volodin, cuando una reportera le preguntó si se iban a investigar las denuncias de acoso sexual contra el influyente diputado Leonid Slutsky, titular de la comisión de asuntos internacionales de la Duma.

Al reunirse este miércoles con las reporteras que cubren la fuente legislativa, con el rutinario propósito de felicitarlas la víspera del Día Internacional de la Mujer, Volodin salió en defensa del controvertido Slutsky, dando a entender que es víctima de una campaña de desprestigio en el contexto de los comicios presidenciales que tendrán lugar dentro de once días.

Sin embargo, tres periodistas –primero de manera anónima y, luego, una vez que sus testimonios no merecieron la debida atención, a cara descubierta, con nombre y apellido: Yekaterina Kotrikadze, de RTVi, Daria Zhuk, de Dozhd y Farida Rustamova, del Servicio Ruso de la BBC–, acusaron a Slutsky de tocamientos e insinuaciones indecorosas al intentar que el poderoso legislador, uno de los habituales voceros del Kremlin a la hora de arremeter contra los adversarios foráneos de Rusia, les concediera una entrevista.

Por lo común, Slutsky citaba a las reporteras en su despacho para acordar los detalles, previo a lanzar su ofensiva de palabrería y manoseo, creyéndose irresistible, de acuerdo con el testimonio de sus víctimas.

Desmentido todo por Slutsky como simples calumnias, su mala fama de impune mujeriego quedó expuesta cuando una de las afectadas hizo del dominio público una grabación, en la cual se escucha al legislador proponerle olvidarse de su pareja y convertirse en su amante a cambio “de lo que quieras, pichoncito”, mientras –según la periodista– el político intentaba frotar la palma derecha en su entrepierna.

Sin darse por enterada, Tamara Pletniova, presidenta de la comisión de asuntos de la familia, la mujer y los niños de la Duma, también salió en defensa de Slutsky: “Tiene razón Volodin (su jefe, en la bancada del partido oficialista Rusia Unida), coincido por completo. Si tienen miedo las reporteras, que no vengan. Estas jovencitas periodistas deberían de vestirse con más decencia y no acudir a una institución del Estado mostrando los ombligos para después escribir pura tontería”.

Activistas de Amnistía Internacional anunciaron que llevarán a cabo este jueves plantones individuales en la entrada de la Duma para exigir que la Comisión de Ética de la cámara baja investigue las denuncias contra Slutsky.

Según trascendió, esa Comisión no se da prisa y se reunirá sólo después de las elecciones presidenciales y, por el fuero que protege a Slutsky, sus conclusiones serán decisivas para saber si proceden o no las denuncias penales ya presentadas ante la Procuraduría contra el legislador.

Tags

Rusia

Últimas noticias