Hacer cine no es fácil y menos cuando se es mujer: cineastas

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. Las cineastas Valérie Massadian y Elisa Miller reconocen que hacer cine no es tarea fácil y menos cuando se es mujer, porque “siempre te topas con la mirada masculina de desconfianza”.

Las realizadoras, quienes participaron en la ponencia Mujeres de película, en el marco del Día Internacional de la Mujer, expresaron su sentir sobre su labor en el Séptimo Arte, ámbito en el que ambas han tenido que enfrentar no sólo la dificultad de levantar económicamente un proyecto, sino también la poca confianza que los hombres tienen hacia ellas, porque piensan que tienen menos claro el trabajo.

Miller, ganadora de la Palma de Oro por su cortometraje Ver llover, reconoció que si bien ha sido satisfactorio poder contar sus historias y darles voz a sus personajes femeninos, también ha tenido que imponer su voz de mando.

Recordó que en uno de sus rodajes la mayoría de los hombres de su equipo no tenían confianza en ella por tratarse de una mujer al frente de una gran producción, “tuve muchas veces que justificar mi trabajo, porque pensaban que por mi género no sabía lo que hacía.

“Hombres incrédulos que decían: 'La niña es la directora'; sin embargo, tuve que hacerme valer y demostrar que por algo estaba al frente del proyecto, que no disfrutaba tanto en ese momento, aunque después poco a poco se dieron cuenta de que tenía claro qué quería y todo cambió”, afirmó.

La directora también fue cuestionada sobre los personajes femeninos en sus historias, y al respecto compartió que ha tratado de darle otro sentido a esas mujeres de sus tramas, rompiendo con los estereotipos y parámetros con los que estamos impuestos.

Como en su reciente cinta El placer es mío, en la que su protagonista, la actriz Flor Eduarda, tiene otro tipo de atractivos que enriquecen la propuesta.

Mientras que la directora francesa Valérie Massadian reflexionó en torno a la sociedad patriarcal que persiste en la actualidad y en la cual la mujer tiene que luchar por lo que quiere, “porque para hacer cine hay que ser muy necio”.

“Creo que no debemos vivir en ghettos femeninos, hay que luchar por quitar al hombre esa mirada machista, por ello hay que reeducar, porque ahí está la solución, hay que hacer que salgan de los estereotipos”, comentó la cineasta.

“No debemos encerrarnos por ser mujeres en la cocina, hay que hacer lo que nos gusta”, dijo la realizadora gala, cuyo quehacer fílmico está basado en su propia pasión y sus deseos de expresar su sentir.

Como parte de estas conferencias por el Día Internacional de la Mujer, también se realiza un ciclo de películas dirigidas por mujeres cineastas; en esta ocasión la mexicana Elisa Miller presentará El placer es mío; Léonor Serraille, La mujer joven, en tanto que Valérie Massadian, Milla y Nana.

Últimas noticias