Aumenta producción de tortilla artesanal en CDMX

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. En los últimos cuatro años la superficie de maíz que se siembra en la Ciudad de México se incrementó, y actualmente son ya alrededor de 4 mil hectáreas donde se produce el grano en la capital del país, indicó, Juan Pablo Rojas Pérez, presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México.

Un 40 por ciento del maíz que se produce en la ciudad es criollo y en su mayoría la producción del grano es para la elaboración de tortilla artesanal, una actividad en auge, porque comer este alimento ancestral en la Ciudad de México es un deleite, un lujo no nada más para la salud, porque se trata de una tortilla integral, que trae vitamina y calcio, sino porque es parte del relax de la familia, de los paseos a comer al mercado, los tianguis o los caminos a Xochimilco o Cuernavaca.

El precio de la tortilla artesanal anda entre los 16 y 18 pesos el kilo, pero básicamente se venden por docena y una quesadilla de flor de calabaza o champiñones, ingredientes que se utilizan en la elaboración de esos platillos tradicionales en la ciudad, y cuya producción también se ha incrementado, anda entre los 15 y 25 pesos agregó.

Al menos un 60 por ciento de la tortilla que se consume en la Ciudad de México se hace a base de harinas y no directamente del maíz de grano cosa que debía revertirse, pues las tortillas a base de harinas no traen fibra y eso es lo que provoca que las personas engordemos, afirmó Rojas Pérez.

Actualmente la confederación busca una alianza con la industria de la masa y la tortilla con el fin de mejorar la calidad de este producto básico en la alimentación de los mexicanos, “y en este esquema la Ciudad de México sería un reto para los productores de maíz, pues la calidad en la tortilla es una parte que ya no tienen las grandes ciudades”, indicó.

Hay que decir que en otras regiones del país se elaboran tortilla a base principalmente de maíz de grano, no a base de harina, en zonas conurbadas al interior del país se consume tortilla más integral o a base de combinaciones en donde el 80 por ciento es maíz y un 20 por ciento harina lo que mejora la calidad de la tortilla, indicó.

Recordó que la Confederación Nacional de Productores de Maíz de México, negocia con los industriales de la masa y la tortilla la venta de 3 millones de toneladas de maíz blanco para el ciclo primavera-verano que permita una baja en los costos de producción de este alimento a fin de que el precio de kilogramo no rebase los 12 pesos de acuerdo a la región productora del grano en el país. Asimismo, expresó la preocupación de sus representados por la aprobación del Acuerdo Comercial TPP en el cual se pone en riesgo a las semillas nativas por la aplicación de reglas de origen y propiedad intelectual.

Indicó que el diálogo de la CNPAMM “es con varias organizaciones de industriales de la masa y la tortilla de diversas partes del territorio nacional, por lo que es viable hablar de entre 3 o 4 precios diferentes en el costo de tortilla y de maíz como son los casos de Jalisco, Monterrey, Veracruz, Campeche Acapulco, Cuernavaca, Ciudad de México y estado de México, incluyendo Toluca”.

Juan Pablo Rojas Pérez aclaró que la tortilla tiene precio de libre mercado, “eso no lo vamos a limitar, nosotros solo buscamos que el productor venda y el comercializador cuente con su materia prima con una utilidad que le permita estabilizar la canasta básica y así evitar la importación de maíz”.

En ese mismo sentido, añadió, va la otra Alianza con la industria extractiva, vinculada a almidón, a fin de que la materia prima que es el maíz amarillo se produzca en México y la proveeduría del mismo sea nacional, en tiempos bien definidos.

Últimas noticias