Descubren antigua casa romana en excavaciones para el metro

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Roma. Una lujosa casa romana de la época del emperador Adriano es el último tesoro arqueológico descubierto en la capital italiana, durante excavaciones para la ampliación de una línea de metro de Roma, según anunciaron hoy expertos.

Los restos de la denominada "casa del comandante" del siglo II fueron encontrados en el marco de trabajos en la céntrica estación Amba Aradam-Ipponio de la línea C, donde arqueólogos también realizaron hace dos años el "sensacional" descubrimiento de barracas de mil 800 años de antigüedad.

"Creemos que aquí es donde solía vivir y relajarse después del trabajo el comandante de las barracas", apuntó el jefe de la autoridad de monumentos de Roma, Francesco Prosperetti, a periodistas desde la casa de 300 metros cuadrados y a unos 12 metros bajo tierra.

La estructura en su totalidad -con ricos mosaicos y decoraciones en las paredes, así como 14 habitaciones, incluyendo baños con calefacción debajo del suelo- será desmantelada para permitir los trabajos de perforación para los túneles subterráneos.

Una vez que los túneles estén completos, el descubrimiento volverá a ser puesto "donde estaba y como estaba", para crear "lo que seguramente será la estación de metro más bella del mundo", anunció Prosperetti.

La estación, cuya apertura está prevista para algún momento de este año, exhibe objetos de la Roma antigua que fueron recuperados durante las labores de construcción.

Los descubrimientos arqueológicos son habituales en Roma y han sido responsabilizados por las demoras en la línea C, famosa por ser el proyecto subterráneo más caro del mundo, asolado por falta de financiación y disputas legales entre contratistas y la municipalidad.

La construcción de 30 estaciones se inició en 2007, a un costo proyectado de 3 mil millones de euros (3 mil 700 millones de dólares). El presupuesto desde entonces se disparó a al menos 4 mil 500 millones de euros, cubriendo 21 estaciones operativas y otras tres que serán abiertas durante los próximos cuatro años.

La arqueóloga jefe en Amba Aradam-Ipponio, Rossella Rea, defendió el gigantesco proyecto de metro como una "herramienta formidable de conocimiento", agregando que las excavaciones tan profundas en el suelo de Roma permiten que se descubran tesoros que de otro modo permanecerían escondidos.

Últimas noticias