Marchan preparatorianos rumbo a Rectoría por caso Marco Antonio

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

 

Ciudad de México. Estudiantes de las preparatorias 8, 2, 5, 6 y 9, y del Colegio de Ciencias y Humanidades Sur, Oriente y Vallejo marcharon hacia la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para demandar se esclarezca lo sucedido con Marco Antonio Sánchez Flores, quien fue detenido el 23 de enero pasado en la estación Metrobus El Rosario y tras estar cinco días desaparecido fue localizado en el Estado de México.

Cerca de 250 estudiantes salieron de la Preparatoria 8 en demanda también que no se criminalice a la juventud y por el veto a la ley de seguridad interior “la cual pone en peligro los movimientos estudiantiles y sociales”.

Algunos jóvenes portan copias con la imagen de Marco Antonio, y con consignas como: “que la injusticia no nos sea indiferente”, “ni con tanques ni metralletas la juventud no se calla”. 

El contingente avanza sobre avenida Lomas de los Plateros.

“Queremos escuelas, queremos trabajo, queremos hospitales, no queremos militares”, exclaman los estudiantes.

Al final del contingente estudiantil acompaña un grupo de jóvenes encapuchados, ubicados como el bloque negro.

A las seis de la tarde el contingente llegó a Ciudad Universitaria. Y a la marcha se unió también la madre de Marco Antonio.

En el mitin, María Trinidad Edith Flores Rojas, mamá de Marco, dijo que tal parece que en Mexico ser joven es un delito.

Indicó que Parece que los Policías, “que están para cuidarnos son los que nos desgracian”. Marco, dijo, “no le debía nada a los policías. Su delito fue tomar unas fotos y ellos lo acusaron que estaba robando un celular a alguien. Mi hijo no tenía necesidad”.

“Desde ese día (en el que lo detuvieron), vivo un infierno”, expresó.

Denunció que los ministerios públicos no quisieron levantar la denuncia de la desaparición de su hijo argumentando que tenían que esperar 48 horas. “Estoy bastante indignada”.

En el mitin también participaron Marco Cruz, sobreviviente del ataque a los normalistas de Ayotzinapa, y familiares de jóvenes estudiantes de la UNAM, víctimas de Feminicidio o asesinato.

“Ninguna tragedia supera a otra, es el mismo dolor, es el mismo gobierno responsable, el mismo sentimiento”, expresó Marco Cruz.

“Lo que nos mantienen es la rabia y el anhelo de justicia”.

Más de una decena de personas tomaron la palabra en el mitin en Rectoría. Todos exigieron justicia para cada uno de los casos y “para quienes no pueden estar presentes”.

Últimas noticias