A un año, IFT no ha emitido regulación asimétrica a Televisa: consultora

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México.El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se ha tardado un año en emitir una regulación asimétrica para Televisa en el mercado de televisión de paga, luego de que el propio regulador declaró a la empresas con poder sustancial en ese negocio, y el retraso afecta la economía de los usuarios toda vez que es el único servicio que no ha bajado de precio, criticó la consultoría Mediatelecom Policy & Law.

Señaló que el IFT debió establecer regulación específica para las cableras de Televisa y Sky de inmediato, después del 24 de febrero del año pasado cuando la declaró con poder sustancial en el negocio de televisión restringida, y detalló que desde la reforma al sector telecomunicaciones el índice de concentración en ese mercado pasó de 3 mil 521 puntos en 2014 a 4 mil 241 en 2016; mientras que el índice de precios subió 5 puntos en el mismo periodo.

Datos de 2017 muestran que Televisa concentraba el 56.8 por ciento del mercado de televisión de paga; Dish ocupa el segundo sitio en participación de mercado con 21.2 por ciento, seguido de Megacable con 14.2, otros operadores con 5.6 y TotalPlay con 2.1 por ciento de este mercado, señaló la consultoría.

Consideró que el IFT “ha actuado de forma errática al regular el servicios de televisión por suscripción”, debido a que es el único que no ha reducido sus precios y tarifas, como sí ha ocurrido en otros negocios del sector como el d ella telefonía fija o móvil y en segmentos específicos como el de la larga distancia.

Mediatelecom criticó el desempeño del regulador que a petición legal de una empresa tuvo que rehacer la investigación sobre poder sustancial, en cuyo primer resultado Televisa había quedado sin señalamiento; y enfatizó que si en el segundo procedimiento encontró que sí es responsable de poder sustancial debió haber impuesto las medidas correspondientes desde febrero pasado.

Aunque la consultoría no ofreció un estimado sobre la afectación económica a los millones de usuarios de televisión restringida, aseguró que el Instituto incurrió en una “omisión regulatoria”, ya que si hubiera aplicado las medidas asimétricas o especiales y la empresa se hubiera inconformado éstas se mantendrían porque no existe suspensión de las resoluciones del IFT durante un proceso legal, y todo ese tiempo los usuarios se habrían sido beneficiados.

Puntualizó que si bien es cierto que Televisa se inconformó por la resolución del IFT y se está a la espera de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronuncie sobre si el IFT tienen que emitir una nueva, el Instituto podría “defender su autonomía” y emitir medidas especiales enseguida, porque “es evidente que está facultado para declarar a agentes económicos con poder sustancial en cualquiera de los mercados relevantes del sector”.

En ese sentido urgió al regulador a emitir la regulación específica que fomente la competencia, permita reducir precios del servicios de televisión de paga , disminuya la concentración en el mercado, además de “eliminar cualquier impedimento para que otros competidores presten el servicio de televisión de paga”.

Últimas noticias