Se ampara UNAM contra construcción junto a CU

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La UNAM interpuso una demanda de amparo en contra de la construcción de un condominio de 23 pisos de la inmobiliaria Be Grand junto al campus central de Ciudad Universitaria, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2007.

El rector Enrique Graue Wiechers y la abogada general Mónica González Contró dijeron este miércoles que la denuncia es en contra de las autoridades que otorgaron permisos para el condominio violando tratados internacionales y normas que protegen a zonas declaradas Patrimonio.

La construcción del condominio es una “preocupación importantísima para la Universidad”, dijo el rector al Consejo Universitario. Tomar medidas al respecto es algo prioritario “no solamente por lo que puede representar en el aspecto de impacto ambiental, en el problema del agua y el tráfico en la zona, sino porque también nos afecta como Patrimonio de la Humanidad”.

Las torres que se construyen en Copilco, frente a una de las entradas de Ciudad Universitaria -declarada Monumento Artístico de la Nación en 2005-, serán lo suficientemente altas como para dañar el paisaje del campus que es, de acuerdo con la Unesco, "un conjunto monumental ejemplar del modernismo del siglo XX que integra el urbanismo, la arquitectura, la ingeniería, el paisajismo y las bellas artes".

“La altura del condominio va a lastimar la imagen de la propia Biblioteca Central Universitaria”, consideró Graue, “que es, de hecho, uno de los edificios más fotografiados de México, sino el que más”.

La abogada González Contró dijo que la Universidad presentó una demanda de amparo en el Poder Judicial de la Federación en la que se señala a diversas autoridades por haber sido omisas en el cumplimiento del decreto presidencial que declaró como Monumento Artístico al campus, así como la declaratoria de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Con el otorgamiento de permisos, dijo, las autoridades violaron tratados internacionales reconocidos por la Constitución, como la Convención sobre Protección sobre Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, así como las Directrices Prácticas para la aplicación de la Convención del Patrimonio Mundial, ambos de la Unesco.

Aunque desde finales del año pasado diversos universitarios habían pedido que la UNAM emprendiera acciones legales para proteger el Patrimonio, la denuncia se interpuso recientemente porque se requería hacer una traducción oficial de la declaratoria de la Unesco, que está en inglés.

Graue dijo que en unas semanas la UNAM podría publicar un desplegado en el que con firmeza y con fundamentos abone a que el edificio no se construya.

Últimas noticias