Entre 70 y 75% del planeta padece algún grado de desertificación