Flor Garduño trabaja cada imagen hasta "sacarle el alma"