Arzobispo de Durango califica como "repugnante" la homosexualidad