A Hamilton puede costarle más la F1 sin Rosberg