Usted está aquí: Inicio / Norte / Jeff Bezos, el fundador de Amazon, se suma a la pelea por los dreamers

Jeff Bezos, el fundador de Amazon, se suma a la pelea por los dreamers

Redacción Sin Fronteras

Seattle, 12 enero . -- Jeff Bezos, fundador de Amazon, y su esposa MacKenzie, han decidido sumarse a la pelea para defender a los hijos de indocumentados conocidos como dreamers con una donación récord de 33 millones de dólares a la organización Dream.US.

El fondo para becas, que permitirá financiar a mil estudiantes indocumentados, supone la más grande donación en la historia de esa organización y servirá para apoyarlos con sus estudios universitarios.

"Mi padre llegó a Estados Unidos cuando tenía 16 años como parte de la Operación Peter Pan", dijo Bezos.

El multimillonario, que posee una fortuna de más de 100 mil millones de dólares y es dueño de un medio tan influyente como The Washington Post, dijo que su padre "aterrizó solo en este país y sin hablar inglés.

“Con mucho coraje, determinación y ayuda de algunas organizaciones extraordinarias en Delaware, mi padre se convirtió en un ciudadano sobresaliente y sigue devolviendo al país por todas las bendiciones que le dio”, añadió.

Con esta decisión, Bezos ha decidido impulsar el futuro de un primer grupo de dreamers que se han convertido en moneda de cambio del gobierno de Donald Trump en su empeño por construir un Muro fronterizo e impulsar cambios radicales al sistema migratorio. Principalmente al mecanismo de reagrupación familiar y al sistema de lotería de visados para recibir a inmigrantes de distintas partes del mundo.

El presidente Trump decidió revocar el programa en septiembre de 2017, pero su controvertida decisión ha sido bloqueada por un juez de distrito de San Francisco el 9 de enero que le ha ordenado mantener la vigencia del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Actualmente, "2.850 estudiantes están inscritos en universidades conforme al programa de becas", señaló la organización Dream.US.

El presidente Trump ha convertido a Jeff Bezos en uno de sus adversarios favoritos. Desde el inicio de su mandato, ha criticado regularmente Bezos por su papel en Amazon, una compañía a la que ha acusado de evadir impuestos.

Además ha acusado a The Washington Post de cubrir su presidencia con información falsa o inventada, un recurso recurrente para un presidente que ha sido desnudado continuamente por la plantilla de reporteros del Post.