Usted está aquí: Inicio / Norte / CIDH expresa "profunda preocupación" por "dreamers"

CIDH expresa "profunda preocupación" por "dreamers"

Redacción Sin Fronteras

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha expresado su “profunda preocupación” por decisión de la administración Trump de poner fin al Programa de Acción Diferida para Personas Llegadas en la Niñez (DACA) y otros recursos legales para migrantes y refugiados en los Estados Unidos.

“La Comisión Interamericana llama al Congreso de los Estados Unidos a regularizar la situación migratoria de las personas beneficiarias del programa DACA y otros grupos de migrantes presentes en los Estados Unidos y crear un proceso hacia la adquisición de la nacionalidad, sin poner en peligro los derechos humanos de otros grupos de migrantes y refugiados”, aseguró esta organización a través de un comunicado.

La CIDH recordó que actualmente hay alrededor de 800 mil personas beneficiarias de DACA en los Estados Unidos. De estos, casi el 80 % son originarias de México y otro 8 % son personas originarias del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Guatemala y Honduras).

La edad promedio en la que ingresaron a los Estados Unidos es de seis años.

“La Comisión observa que en el transcurso de entre 10 hasta 35 años en que los DREAMers han vivido en los Estados Unidos, estas personas han forjado fuertes vínculos familiares y comunitarios; se han graduado con títulos avanzados o se han incorporado a la fuerza de trabajo y han construido vidas”.

“Por esta razón —prosiguió— despojarlas de sus vidas y comunidades en los Estados Unidos, quitarles la autorización legal para trabajar y someterlas a la amenaza de deportación perjudica a los DREAMers y sus seres queridos, incluyendo a niñas y niños nacionales de los Estados Unidos y otros familiares”.

"La política clara de la Administración de cerrar sus puertas a migrantes y refugiados y deportar a quienes han residido durante mucho tiempo en Estados Unidos podría poner en peligro las vidas, seguridad y planes de vida de las personas deportadas”, consideró la Comisionada Margarette May Macaulay, Relatora de país para los Estados Unidos.

En un ambiente de zozobra e incertidumbre, sobre la decisión final del presidente Donald Trump, quien ha cambiado de opinión una y otra vez frente al tema de los “dreamers”, la Comisión exhortó a su gobierno a que restablezca el programa DACA y fije un camino para regularizar la situación migratoria de las personas migrantes que se han beneficiado de estas políticas, así como de otros grupos que deberían ser incluidos. T

“Todas las medidas adoptadas deben tener en cuenta factores tales como las circunstancias en que la persona migrante ingreso a los Estados Unidos, la duración de su presencia en el país, los vínculos familiares y comunitarios en el país y las contribuciones a la sociedad”, consideró.