Mundo
Ver día anteriorMartes 9 de octubre de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Estoy en favor de la tortura... y otras frases del ganador
Dpa
 
Periódico La Jornada
Martes 9 de octubre de 2018, p. 29

Río de Janeiro. Jair Bolsonaro, el ultraderechista que ganó la primera ronda de las elecciones presidenciales de Brasil y disputará la segunda vuelta con un candidato de izquierda, tiene un largo historial de frases polémicas.

A continuación, una lista de las más controvertidas:

Estoy en favor de la tortura. Y el pueblo lo está también. (1999, en entrevista televisiva).

No emplearía (hombres y mujeres) con el mismo salario. Pero hay muchas mujeres competentes (2016, en entrevista para la televisión).

Jamás te violaría porque no te lo mereces (2003, a la diputada Maria do Rosário, quien lo acusaba de incentivar las violaciones). No merecería ser violada porque es muy mala, muy fea, explicó más tarde al diario Zero Hora.

Sería incapaz de amar un hijo homosexual. No voy a ser hipócrita aquí. Prefiero que un hijo mío muera en un accidente a que aparezca con un bigotudo por ahí (2011, entrevista para una revista).

No corro ese riesgo porque mis hijos fueron muy bien educados (2011, en entrevista para la TV, al preguntarle sobre cómo sería su reacción si alguno de sus hijos se enamorara de una mujer negra).

El afrodescendiente más flaco allá pesaba siete arrobas (antigua unidad de medida). No hacen nada. Creo que ni para procrear sirven más (2017, tras visitar un quilombo (poblado en donde viven personas de descendencia africana, a quienes comparó con vacas).

“Vamos a fusilar a la petralhada” (refiriéndose a los militantes del izquierdista Partido de los Trabajadores, PT, en un acto de campaña en el estado de Acre, este año).

No voy a combatir ni a discriminar, pero si veo a dos hombres besándose en la calle los voy a golpear (2002, en entrevista).

Deberían haber sido fusilados unos 30 mil corruptos, empezando por el presidente Fernando Henrique Cardoso (1999, en entrevista).

Dios encima de todo. No quiero esa historia de Estado laico. El Estado es cristiano y la minoría que esté en contra, que se mude. Las minorías deben inclinarse ante las mayorías (2017, en una conferencia).

Es una desgracia ser patrón en este país, con tantos derechos para los trabajadores (2014, en entrevista para un diario).