Opinión
Ver día anteriorViernes 17 de agosto de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Ruta sonora

Aretha Franklin: adiós a la reina // Father John Misty // Kali Uchis

Patricia Peñaloza
L

a reina de nuestras almas, es como recordó Paul McCartney a través de sus redes, a la soberana del soul, la perfecta e inalcanzable cantante estadunidense Aretha Franklin (1942-2018), quien falleció ayer de cáncer de páncreas a los 76 años. Con este juego de palabras (the queen of Soul por the queen of our souls), el ex Beatle definió bien lo que significó para el mundo una de las voces más bellas, puras, frágiles y a la vez poderosas, de la música pop del siglo XX: un impulso, una inspiración, un canto que desde el fondo del corazón remueve entrañas y espíritu. En su voz podíamos sentir nuestra historia, nuestro poder y dolor; nuestra oscuridad y luz, nuestra búsqueda de redención y ese respeto tan duramente ganado, expresó en redes el ex presidente Barack Obama.

Y es que la voz de la América Negra, también llamada Lady Soul, no sólo figuró como una gran garganta, sino que fue figura clave del cambio social; un icono del feminismo y del movimiento de los años 60 por los derechos civiles. Fue una mujer valiente que rompió estereotipos y buscó llegar a públicos más amplios, inspirada por el compositor y cantante Sam Cooke (su primer manager, de quien interpretó muchos temas, asesinado en 1964), para hacer llegar su mensaje en favor de los afroamericanos. Tras ser maltratada por su primer esposo, acogió el tema Respect de Otis Redding y eliminó el machismo de su letra para convertirla en un himno a la liberación de la mujer. No aceptaba cobrar menos que otros hombres que considerara de su altura o menos relevantes. Su orgullo racial trascendió al público afro local, para alcanzar la globalidad y la atemporalidad.

El estilo y timbre de Aretha, por su alcance y contundencia, se convirtieron en el referente primigenio que inspiraría a la mayoría de cantantes de blues y soul subsecuentes, populares, del orbe, hasta la fecha: Natalie Cole, Janis Joplin, Roberta Flack, Patti LaBelle, Sharon Jones, Minnie Riperton, Whitney Houston, Chaka Khan, Alicia Keys, Joss Stone, Mary J. Blige, Annie Lennox, Mariah Carey, Beyoncé, Amy Winehouse, Jennifer Hudson, Adele, entre otras, siguieron el camino vocal que aquélla marcó.

Nacida en Memphis, Tennessee, cuna del blues, crecida en Detroit, hija del reverendo C.L. Franklin, desde niña demostró sus dotes vocales en el coro eclesial, y a los 14 años grabó su primer álbum, de lleno en el góspel (The Gospel Soul of Aretha Franklin, 1956). Siguió grabando con el sello Columbia en la primera mitad de los años 60, pero su despegue masivo vino al mudarse a Atlantic, donde el productor Jerry Wexler sacó de la artista lo más profundo de su canto. En los notables primeros años con tal compañía, fue acompañada por la Muscle Shoals de Alabama, con músicos sureños de cepa R&B, lo cual potenció su voz, la ancló aun más a sus raíces y la hizo volar más alto. Entre 1967 y fines de los años 70, su cantidad de hits y éxito comercial fueron imbatibles (en toda su vida, alcanzó cerca de cien primeros lugares y fue la primera mujer en ingresar al Salón de la Fama). Dotada instrumentista (su voz fue única, pero igual fue una gran pianista infravalorada: de mis pianistas favoritas, dijo ayer el músico inglés Elton John), gran acierto fue que produjera los fundamentales Live at Filmore West (1971) y Amazing Grace (1972), enteramente góspel, considerado una de las más grandes actualizaciones pop del género. Incansable, siguió grabando hasta 2011 y cantando en vivo hasta 2017, aún con buena emisión vocal. Con casi 50 álbumes (placas en vivo incluidas), 18 premios Grammy y 75 millones de discos vendidos, se despide una grande que más allá de los números, deja un insuperable legado artístico, histórico y emocional. ¡Viva la reina! Descanse en paz.

Foto
▲ Aretha Franklin.Foto Archivo

La Barranca. Cut Copy.

Sábado 18. La fina banda La Barranca presenta el disco Lo Eterno. Auditorio Blackberry (Insurgentes 453, Condesa), 20 horas, $550.

Martes 21. El electro-pop-disco de los australianos de Cut Copy, para echar buen salto; de México: Mylko. El Plaza (Juan Escutia 4, Condesa); 21 horas, $680 a $1000.

Miércoles 22. El pop acústico, ligeramente country, lánguido y triste, del cantautor estadunidense Father John Misty (Joshua Tillman), para atormentados contemporáneos. El Plaza (dirección citada), 21 horas, $760 a $1000.

Jueves 23. Muy recomendable, el R&B-soul-dub de la colombiana-estadunidense Kali Uchis, de dulce voz; presenta el bello disco isola+ion (2018). El Plaza (dirección citada), 21 horas, $700 (más conciertos).

Twitter: patipenaloza