Deportes
Ver día anteriorDomingo 12 de agosto de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Pide valorar y respetar al deportista

Ojalá Guevara escuche y cambie la historia del deporte: Amalia Pérez
Rosalía A. Villanueva
 
Periódico La Jornada
Domingo 12 de agosto de 2018, p. a15

La cinco veces medallista paralímpica y recordista mundial Amalia Pérez desea que Ana Guevara cambie la percepción que se tiene hacia el deporte adaptado y se involucre más para tener ese acercamiento y escuchar las necesidades que requieren los jóvenes urgidos por dar triunfos en este ciclo olímpico a Tokio 2020 y el de París 2024.

La especialista en Powerlifting hace un llamado a la sonorense, quien dirigirá los destinos de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) a partir del primero de diciembre, para trabajar con ella, porque sería la primera persona de nuestro género que realmente le dé sentido, valor y respeto al deportista, a todos, sin hacer a un lado a nadie.

Su nombramiento como directora general en la Conade, señala la pesista capitalina, es una luz y siento que nos beneficia. Conoce la historia de muchos de nosotros y de lo que padece un deportista desde que pica piedra y sale adelante ante las adversidades. Ana lo sufrió y mira hasta dónde ha llegado.

Amalia espera que la subcampeona olímpica de Atenas 2004 en los 400 metros planos asuma la encomienda que habrá en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador de que no habrá corrupción, porque el deporte no es ajeno a ese tema.

Sobre todo en su área, en la que varias veces levantó la voz por un cambio en la Federación Mexicana de Sillas de Ruedas, que durante años dirigió Pablo Lárraga, quien dejó el cargo pero se quedó su gente al frente y ahora está como entrenador de basquetbol.

Voy por mis sextos Juegos Paralímpicos y todavía sigue este señor eternizándose. Ojalá que con Ana se cambie la historia del depor-te, que lo haga por los niños y jóvenes, que vea hacia esa dirección y no para los que ya estamos consagrados y a un paso del retiro, dice Amalia, de 41 años, quien junto a la lanzadora María de los Ángeles Ortiz, en silla de ruedas, y los judocas Eduardo Ávila y Lenia Ruvalcaba, en ciegos y débiles visuales, forman parte de la última generación de medallistas paralímpicos que se alistan a cerrar su ciclo en Tokio 2020.