Sociedad y Justicia
Ver día anteriorViernes 13 de julio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Especie en peligro de extinción

Chinampa Refugio, programa para recuperar la población de ajolote

En el proyecto participan el Instituto de Biología de la UNAM y pobladores de Xochimilco, informa el investigador Luis Zambrano

Foto
▲ Las principales causas de la merma del ajolote son la mala calidad del agua, la presencia de carpas y tilapias que se comen los huevecillos y la urbanización.Foto José Carlo González
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Viernes 13 de julio de 2018, p. 41

Desde hace aproximadamente un lustro, el Instituto de Biología de la UNAM realiza un programa de recuperación de la población del ajolote o Ambystoma mexicano, informó el investigador Luis Zambrano.

En entrevista con La Jornada, detalló que para rescatar a esta especie en peligro de extinción, y que sólo existe en Xochimilco, se lleva a cabo el programa Chinampa Refugio, el cual se realiza en coordinación con un grupo de lugareños.

Durante los conversatorios Por la soberanía del agua, Zambrano detalló que con ese esquema agrícola se intenta aumentar la cantidad de ajolotes, la cual ha disminuido de manera constante y evidente.

Estamos tratando de rescatar la producción tradicional de los chinamperos, a quienes les han vendido la idea de que los fertilizantes y pesticidas son buenos para la producción, cuando eso no es verdad; en Xochimilco no se necesitan ni fertilizantes ni pesticidas, porque el suelo es muy rico. Lo que estamos haciendo es que la gente entienda que si hacen un refugio para el ajolote en el canal de la chinampa, pueden tener mayores ganancias.

Tras señalar que es un proyecto biológico, dijo que se llevan a cabo evaluaciones de cómo está funcionando el refugio y añadió que también es un programa social en el que hay aporte de ideas tanto de parte de los chinamperos como de los expertos, y también es un proyecto económico.

Es un proyecto multifacético que está apoyado financieramente por la Secretaría de Cultura federal, vía la delegación Xochimilco.

Adelantó que este año realizarán un censo para ver si la población de ajolotes ha aumentado.

Recordó que el primer censo lo hizo la Universidad Autónoma Metropolitana en 1988, entonces había un promedio de seis mil ajolotes por kilómetro cuadrado; cuatro años después, nosotros hicimos un segundo censo y había mil; en el tercero, de 2008, eran 100, y en 2014 sólo llegamos a contabilizar 36 por kilómetro cuadrado.

Dijo que son tres las causas de la merma del ajolote. La primera es la calidad del agua. Xochimilco dejó de recibir agua de los manantiales y empezó a recibir agua de plantas de tratamiento, algunas de las cuales no siempre funcionan, entonces llega agua de mala calidad.

La segunda razón es la introducción de carpas y tilapias en los canales a fines de los setenta y principios de los ochenta, especies que se comen los huevecillos de los ajolotes, y la tercera causa es la urbanización de la zona.

Los ajolotes se estresan mucho con la presencia humana y se enferman, concluyó.