Opinión
Ver día anteriorViernes 13 de julio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Ruta Sonora

Melody’s Echo Chamber: Bon Voyage. // Esquivel: 100 años// Mexicore

Patricia peñaloza
D

esde 2014, la cantautora francesa Melody Prochet, mejor conocida por su bello y suave proyecto Melody’s Echo Chamber, cuyo debut homónimo causó furor (2012), ya venía preparando su segundo álbum, a salir en 2017; sin embargo, sufrió un accidente (cuyos detalles guarda en secreto) que detuvo todas su actividades (gira y publicación de disco); sólo reveló que le causó un aneurisma cerebral y una vértebra rota. Sin embargo, ya se encuentra bien y, en sus propias palabras, para el medio Pitchfork, dice sentirse aliviada: Me sirvió para ver todo con otra perspectiva y romper con patrones que me dañaban; soy afortunada pues vi más luz después de esto. Y parte de ese encauce vital fue la creación de este magnífico segundo plato, que al fin sale también a la luz: Bon Voyage (Fat Possum Records, 2018).

Firmada en el mismo sello que ha editado bandas psicodélicas como Spiritualized o Temples, la odisea de Melody comienza cuando se muda a Suecia y echa mano de tres buenos arquitectos: Reine Fiske y Gustav Ejstes, de la espectacular banda Dungen, y de Fredrik Swahn, de The Amazing. El resultado es un trabajo fluido y muy libre, onírico y surreal, sin llegar a estar fuera de lo que podría entenderse como pop. Psicodelia a su manera, que emula momentos lisérgicos de los años 60 (Cross My Heart, Quand Les Larmes Dun Ange Font Danser La Neige, la gran Desert Horse o la espléndida Visions of Someone Special On a Wall of Reflections, cuyas guitarras y baterías recuerdan al álbum-joya Melody Nelson de Serge Gainsbourg, pero con agregados arabescos y sintetizadores ochenteros), que no se queda en la nostalgia sino que explora y pone al día, con detalles electrónicos, voces perdidas y melodías actuales (Breathe in, Breathe Out; Var Har Du Vart? o Shirim). Si bien su canto sigue siendo flotadito y dulce, se le oye más desenvuelta, pues de pronto arroja alaridos silvestres, desconcertantes, en los que parece dejarse ir.

Para muchos, Melody era una creación de Kevin Parker, líder de Tame Impala (éste le produjo el primer disco, además de haber sido su pareja), pero aquí se revela como una directora musical autónoma, con gran claridad de lo que busca generar: un psych-noise-pop mágico, forestal, lleno de flautas, cuerdas, guitarras eléctricas chirriantes, percusiones rebotadas, más como una narrativa sonora de su propia psique y naturaleza artística, que una simple grabación. Un álbum-concepto que va del inglés al francés y el sueco con soltura, que en sólo siete amplios tracks lleva de la mano por un delicioso traslado dimensional, como indica el título (Buen Viaje); un periplo sanador, tanto para ella, como para quien le escuche. Uno de los mejores discos en lo que va de 2018.

Ruido Rosa + Plastics Revolution. Alejandro Paz + Dressed in Black.

Viernes 13: 1. Mexicore: velada de grotesca estética y buena música electro-cutre con Tony Gallardo (Tijuana), Siete-Catorce (Mexicali), Deeplinkin (Guadalajara), Oly (Estado de México); de CDMX: Guapis, Gatorade, Gortari, en Salón Bolívar (Bolívar 283, Obrera); 21 horas, $100. 2. De Chile, del prestigiado sello Kompakt, el house humoroso y dinámico de Alejandro Paz; de México: Dressed in Black (Dann Kalter + Maicol Mayers), Trash & LesBoy. Normandie (López 15, Centro); 22 horas, $200 (mujeres no pagan antes de medianoche). 3. Noche de guitarras retorcidas con Ruido Rosa y The Plastics Revolution. Bajo Circuito (bajopuente de Circuito Interior y Juan Escutia, Condesa); 21 horas, preventa $150 en Boletia (https://bit.ly/2LchngV en taquilla $200.);

Domingo 15. Con motivo del centenario del natalicio del genio tamaulipeco Juan García Esquivel, maestro adelantado de la música orquestal espacial, la Orquesta Nacional de Jazz de México interpretará temas del compositor, así como piezas que hizo suyas al arreglarlas con su inusual y fastuoso sello de corte panorámico y coral. Roberto Verástegui, director musical, al lado del estadounidense Tim Mayer, director artístico, transcribieron de oído las piezas, al no existir partituras. Un plus, es que muchas canciones serán estrenos mundiales, pues sólo fueron grabadas pero nunca interpretadas en vivo. Invitados: Emiliano Coronel, Aarón Flores, Tania Nandayapa, Iraida Noriega, Pablo Reyes, Suzanne Long, entre otros. Teatro de la Ciudad Esperanza Iris (Donceles 36, Centro). 18 horas, $191 a $606 (más conciertos).

Twitter: patipenaloza