Mundo
Ver día anteriorMiércoles 20 de junio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Merkel y Macron buscan frenar la llegada de migrantes a sus países
Dpa y Afp
 
Periódico La Jornada
Miércoles 20 de junio de 2018, p. 26

Meseberg, Alemania

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, anunciaron este martes que trabajan en un acuerdo entre los países de la Unión Europea (UE) para devolver a todo solicitante de asilo localizado en algún punto del bloque al Estado donde fue registrado inicialmente.

Durante una reunión en el palacio de Meseberg, norte de Berlín, ambos líderes firmaron otros tres proyectos de reforma para la UE: un plan de unión económica y monetaria, el refuerzo de la política exterior y de defensa, y una mayor cooperación en materia de investigación científica.

Ambos coincidieron en que la crisis migratoria es un desafío europeo y dijeron que buscarán trabajar en países con conflictos, para lograr la paz, pero aclararon que los inmigrantes deben presentar su solicitud de asilo al llegar a un Estado europeo, donde serán registrados, con el fin de evitar una migración secundaria.

Este proyecto llega luego de que Merkel recibió un llamado de Horst Seehofer, ministro del Interior, para frenar de manera unilateral la entrada de refugiados registrados previamente en otros países de la UE si los otros 27 miembros del bloque no colaboran en solucionar la crisis migratoria.

La Organización Internacional para las Migraciones reportó una reducción en el flujo de inmigrantes a Europa del este a 40 mil entre enero y junio pasados, de 215 mil del mismo periodo de 2016.

El Consejo Europeo propuso la creación fuera de la Unión Europea de plataformas de desembarco que alberguen a los migrantes rescatados en el mar, según un borrador de conclusiones del grupo que se espera sea aprobado el 28 de junio en Bruselas. Con esta medida los indocumentados no serían beneficiados por algún proyecto de protección migratoria del bloque.

En Italia, la oposición calificó de fascista y racista la propuesta del ministro de Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, de aplicar un censo de gitanos en el país para expulsar a los indocumentados.

He pedido un informe sobre la situación de los romaníes (gitanos) para ver quiénes y cuántos son. Sobre los romaníes de nacionalidad italiana, desafortunadamente nos los tendremos que quedar, porque no podemos expulsarlos, declaró a Telelombardía, reportó Euronews.