Deportes
Ver día anteriorMiércoles 13 de junio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Llegó la campeona Alemania; se recluye en Vatukinki
Agencias
 
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de junio de 2018, p. 2

Moscú.

El Mannschaft, campeón en el torneo de hace cuatro años en Brasil, llegó ayer a Rusia, donde tendrá la misión de defender su título en el Mundial que comienza el jueves. Tendremos grandes rivales. España ha mejorado y Brasil y Argentina están bien, comentó el técnico Joachim Löw.

Tras dos horas y media de vuelo procedente de Fráncfort, en las que varios jugadores visitaron la cabina del piloto –Jerome Boateng y Marco Reus se hicieron selfis, mientras Mats Hummels observó atento el trabajo del capitán de vuelo– el equipo teutón aterrizó en el aeropuerto de Vnúkovo.

La delegación alemana se hospedó en el hotel Vatukinki, unos 40 kilómetros al suroeste del centro de Moscú, y realizarán su primer entrenamiento este miércoles en el predio del CSKA de Moscú, a puertas abiertas, de cara a su debut del domingo en el estadio Luzhniki ante México.

La elección de la casa del Mannschaft durante el Mundial ha generado debate: Vatukinki es una localidad sin grandes atractivos y los jugadores estarán recluidos en un lugar rodeado de altos muros. A su alrededor tendrán un bosque y un pueblo de 10 mil habitantes, con edificios muy modestos.

Teniendo en cuenta la lejanía de dos ciudades de sus partidos de la primera fase (Sochi y Kazán) y de la probabilidad de volver a jugar en Moscú en caso de clasificación, el cuerpo técnico optó por instalarse cerca de la capital, relativamente central en la red de estadios del Mundial.

Elegir este alejado complejo no fue sencillo para la Federación Alemana de Futbol. La playa y el clima subtropical de Sochi en el mar Negro eran una tentación. Allí se alojó la selección durante la Copa Confederaciones 2017. El complejo de lujo junto al paseo costero era moderno y elegante. El estadio estaba a la vista. Una playa privada permitía a los jugadores relajarse.

Pero en el Mundial, que será del 14 de junio al 15 de julio, aplicamos nuestro sentido común, justificó Löw.