Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 11 de junio de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Desarrollan en la UNAM hidrogel auxiliar en la cicatrización de heridas

Combina elementos sintéticos y naturales, además de contar con propiedades antibacterianas

De La Redacción
 
Periódico La Jornada
Lunes 11 de junio de 2018, p. 36

Académicos de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollan un hidrogel auxiliar en la cicatrización de heridas que combina elementos sintéticos y naturales, y que además cuenta con propiedades antibacterianas. El medicamento no tiene componentes activos o fármacos.

Gerardo Leyva Gómez, quien encabeza la investigación, recordó que hay heridas de diferentes tipos: por quemaduras, por objetos punzocortantes o por sustancias químicas, y según su extensión y profundidad, pueden comprometer la vida de las personas.

Dijo que quienes sufren estas heridas, sobre todo cuando ocurren en el rostro, regularmente abandonan sus actividades cotidianas y quedan recluidos en su hogar. En 2013, según el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, se reportaron más de 126 casos sólo por quemaduras.

Ante este panorama, los expertos de la Facultad de Química se dieron a la tarea de desarrollar un hidrogel auxiliar en la cicatrización de heridas y con propiedades antibacterianas.

Combinamos polímeros sintéticos y naturales con efectos en la mejora de las heridas. Injertamos quitosano de bajo peso molecular, el cual proviene de la quitina, que forma parte del exoesqueleto de los crustáceos, particularmente camarones, más un polímero sintético que se utiliza en el área farmacéutica, explicó.

Por su bajo costo, estos nuevos materiales en forma de gel serían benéficos en zonas de bajos recursos y con mayor incidencia de quemaduras, como los estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

En un comunicado, la UNAM informó que, formulado en el Departamento de Farmacia de la Facultad de Química, el hidrogel fue probado contra dos bacterias denominadas ATCC y dos cepas de aislados clínicos, usualmente muy agresivas, y se pudo observar una reducción en la contaminación por bacterias. Luego, para determinar el efecto sobre la cicatrización de heridas, se aplicó en modelos de ratones.

Este desarrollo y sus hallazgos, publicados en una revista científica el año pasado, están en proceso de registro de la patente.