Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 14 de mayo de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
La dependencia alimentaria, amenaza para salud y economía
Jessica Xantomila
 
Periódico La Jornada
Lunes 14 de mayo de 2018, p. 35

Desestimar la autosuficiencia alimentaria es ir en contra de la soberanía. Afectaría la estabilidad económica e incluso la salud, aseguró Pedro Ponce Javana, investigador de la Universidad Autónoma de Chapingo.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, con la autosuficiencia alimentaria se tiene la ventaja de ahorrar divisas para la compra de otros productos que no pueden ser manufacturados localmente y de proteger a las naciones de los vaivenes del comercio internacional así como de las fluctuaciones incontrolables de los precios de los productos agrícolas.

En entrevista, Ponce Javana expuso que hacerla a un lado implicaría depender de los productos que envíen otros países y de los cuales debe garantizarse su calidad, pues algunos son producidos con agroquímicos y de manera desmedida, desde que se siembran hasta que se cosechan. Tal situación, agregó, afectaría también la salud.

Expuso que la agricultura tiene actualmente un papel económico y cultural, debido a los empleos que generan y las aportaciones de los indígenas y campesinos.

Cuando el presidente de la República nos dice que es un mito, es porque está pensando en el comercio, en la industria. Por mucho tiempo se pensó que la agricultura debía aportar la materia prima para la agroindustria, eso es sólo una parte, dijo.

Se descuida mercado interno

El investigador refirió que esta administración descuidó el mercado interno. Al gobierno que está por finalizar, en términos de agricultura le faltó la política de productividad, que no es lo mismo que producción”.

El Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria, de la Cámara de Diputados, en su reporte sobre el Comercio Agroalimentario de México con Canadá en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, señala que el incremento de importaciones de productos agroalimentarios de Canadá entre 1993 a 2017 fue de 715 por ciento.

En 1993 nos enviaron 184 millones de dólares en productos agroalimentarios, mientras en 2017 fueron mil 499 millones de dólares.

En ese mismo periodo, las exportaciones a ese país crecieron más de mil 370 por ciento, al pasar de 136 millones de dólares a 2 mil millones de dólares. Algunas importaciones provenientes de Canadá fueron de trigo no duro, semillas de canola y carne de bovino.