Mundo
Ver día anteriorSábado 13 de enero de 2018Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Renuncia un diplomático estadunidense en Panamá

Condena global a las ofensas del presidente racista de Estados Unidos
Afp, Ap, Dpa y Reuters
 
Periódico La Jornada
Sábado 13 de enero de 2018, p. 19

Ginebra.

Impactantes, racistas o hirientes fueron algunos calificativos usados por la Organización de Naciones Unidas, la Unión Africana, los gobiernos de El Salvador, Cuba, Haití y organizaciones civiles para expresar su rechazo a las declaraciones del presidente estadunidense, Donald Trump, quien preguntó: ¿Por qué todas esas personas de (esos) países de mierda vienen aquí (a Estados Unidos)?

“Si se confirman, son comentarios impactantes y vergonzosos del presidente de Estados Unidos. Lo siento, pero la única palabra que se puede utilizar es ‘racista’”, afirmó ayer Rupert Colville, vocero del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, ante periodistas en Ginebra, Suiza.

En Etiopía, Ebba Kalondo, vocera de la Unión Africana, subrayó: No es solamente hiriente para las personas de origen africano en Estados Unidos, sino para los ciudadanos africanos.

Los africanos mostraron su enojo en las redes sociales. “¡Buenos días desde el ‘país de mierda’ más grandioso y hermoso del mundo!”, tuiteó la presentadora de South African Broadcasting Corporation, la sudafricana Leanne Manas.

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, envió una nota de protesta al gobierno de Estados Unidos, en la cual rechazó enérgicamente ese tipo de expresiones y exigió respeto a la dignidad de este noble y valiente pueblo.

Estas declaraciones insultantes y censurables de ninguna manera reflejan las virtudes de sabiduría, moderación y discernimiento que deben ser cultivadas por cualquier alta autoridad política. Reflejan una visión totalmente errónea y racista de la comunidad haitiana y su aporte a Estados Unidos, sentenció en una nota diplomática el gobierno del presidente de Haití, Jovenel Moise.

Trump, durante una reunión con senadores y representantes en la Casa Blanca el jueves pasado, también sugirió que Estados Unidos debería dejar entrar a ciudadanos de países como Noruega, pero algunos habitantes del país nórdico no coincidieron con la invitación.

Como noruego, ¿por qué cambiaría cuidados médicos muy asequibles, una enseñanza superior muy asequible, 49 semanas de licencia paternal laboral y al menos 25 días de vacaciones al año por un loco con un gran botón (nuclear)?, expresó un usuario en Twitter.

El embajador de Estados Unidos en Panamá, John Feeley, renunció e informó al Departamento de Estado que ya no se siente capaz de trabajar con Trump, porque no estoy de acuerdo con algunas políticas.