Mundo
Ver día anteriorViernes 10 de noviembre de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Trump pide un frente unido para combatir al líder de Norcorea

China y EU deben ser socios, no rivales, afirma Xi Jinping

Firman acuerdos bilaterales por más de 250 mil millones de dólares

Xinhua y Afp
 
Periódico La Jornada
Viernes 10 de noviembre de 2017, p. 27

Pekín.

China y Estados Unidos deben ser socios, no rivales, y pueden beneficiarse mutuamente y al mundo, expresó este jueves el presidente de China, Xi Jinping, durante la visita de su homólogo estadunidense, Donald Trump. Los mandatarios atestiguaron la firma de acuerdos entre compañías chinas y estadunidenses en sectores como energía, manufactura, agricultura, aviación, electrónicos y automóviles que superan 250 mil millones de dólares.

Trump apremió a Xi a involucrarse plenamente para resolver la crisis con Corea del Norte, e insistió en la necesidad de actuar rápido. Aunque China aprobó las recientes sanciones de la Organización de Naciones Unidas contra Corea del Norte y prometió aplicarlas, Washington le pide que haga más para asfixiar económicamente a Pyongyang. China puede arreglar este problema fácil y rápido, aseguró Trump.

El jefe de la Casa Blanca fue evasivo sobre la forma de hallar una solución para la península coreana, e insistió en la necesidad de formar un frente unido para combatir al líder norcoreano, Kim Jong-un.

El mundo civilizado tiene que unirse para hacer frente a la amenaza norcoreana, y llamó a los países responsables a dejar de financiar o comerciar con el régimen asesino de Pyongyang. Le pido a Rusia ayuda para solucionar esta situación potencialmente dramática.

Los acuerdos firmados este jueves comprometen a las partes a salvaguardar el régimen internacional de no proliferación nuclear; promover la desnuclearización completa, verificable e irreversible en la península de Corea; no aceptar el estatus nuclear de la República Popular Democrática de Corea y además a expandir la cooperación en la lucha contra el terrorismo de manera bilateral y de beneficio mutuo.

Ante la firma de millonarios acuerdos, Xi expresó que China y Estados Unidos se han convertido en una comunidad de intereses entrelazados y compartidos profundamente, comparten más, tienen intereses más amplios y responsabilidades mayores y más pesadas en la salvaguardia de la paz mundial y la promoción del desarrollo común.

Los acuerdos prevén facilitar sustancialmente el acceso a los mercados financieros de China, tales como banca, valores y fondos, así como a las industrias de seguros, de acuerdo con los plazos y hoja de ruta de China, y reducir los aranceles a los automóviles de forma gradual y apropiada por la parte china.

Estados Unidos reiteró que apoyará la política de una sola China, lo que implica que reconoce a Taiwán y Tibet como parte del territorio chino.

En otro orden, la nieta de Trump, Arabella Kushner (hija de Ivanka), robó atención a la visita del mandatario estadunidense, luego de que éste mostró al presidente Xi un video de la niña de seis años en el que canta en mandarín y recita un poema antiguo ataviada con un vestido tradicional.

El video fue difundido en redes sociales y en la cena que el gobierno chino organizó para Trump.