Opinión
Ver día anteriorMartes 10 de enero de 2017Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dinero

Si no hallas algo mejor, convoca a un pacto

Coparmex no firma; el CCE cuestiona

Recomiendan vender acciones de Televisa

Astillero

Acuerdo sin sustancia

Fingir, ante el gasolinazo

Elogios de Tapete Prida

Coparmex critica a EPN

Enrique Galván Ochoa
Julio Hernández López
México SA

Saliva para la crisis

Acuerdo de mentiritas

Gobierno liliputiense

Negocios y Empresas

Los vaivenes de Scotiabank

Carlos Fernández-Vega
Miguel Pineda
Ciudad Perdida

Asamblea Constituyente

Fuera máscaras

Amenazas latentes

Pacto de buenas intenciones
E

l Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar firmado ayer en la residencia oficial de Los Pinos en el contexto del repunte inflacionario y de la extendida indignación social por el alza al precio de las gasolinas, que entró en vigor el primer día del año, es una recuperación de los pactos intersectoriales que las presidencias priístas del siglo pasado impulsaban ante situaciones económicas críticas. Pero, a diferencia de aquellos, el documento que se presentó la víspera a la opinión pública carece de acciones concretas y de directrices vinculatorias y constituye, en consecuencia, una expresión de buenas intenciones que parece insuficiente para hacer frente a la preocupante coyuntura actual.

Miguel Ángel Velázquez
El Correo Ilustrado

¿Lo lamentamos o lo celebramos?

Q

ue Ford ya no tendrá nueva planta en San Luis Potosí: es un asunto que visto como empleos que ya no habrá, o como gastos y preparativos que ya se hicieron y quedarán en el vacío, parece algo negativo.

Guanajuato
H

ace unos meses presentamos en diversas poblaciones de Guanajuato En el espejo haitiano, de Luis Fernando Granados. Era más que pertinente: los protagonistas colectivos de ese libro son los indios del Bajío que en un periplo de 12 días (del 16 al 28 de septiembre de 1810) hirieron de muerte al régimen colonial: la Independencia como proceso social desde abajo sí resultó en una modificación sustantiva de la relación colonial. En el Bajío, los peones y esclavos sin futuro que se lanzaron masivamente a la revuelta, se convirtieron en rancheros que se alimentaban a sí mismos y no a los amos y a las minas (lo contamos aquí).

Pedro Salmerón Sanginés
CNI-EZLN: ¿Quién se atreve a decir que es una lucha mala?
C

on esa pregunta el pasado primero de enero, el subcomandante insurgente Moisés enfatizó la adhesión y respaldo del EZLN a los acuerdos alcanzados en la segunda etapa del quinto Congreso Nacional Indígena (CNI). Y reflexionó: Hace 23 años iniciamos nuestro alzamiento, pero nuestro camino era excluyente, no podían participar todas, todos. Ahora, el CNI nos llama a una lucha en que podemos participar todos, todas; sin importar la edad, el color, el tamaño, la raza, la religión, la lengua, la paga, el conocimiento, la fuerza física, la cultura, la preferencia sexual. Quienes viven, luchan y mueren en el campo y en ciudad tienen ahora un camino de lucha en el que se unen con otras y otros. La lucha a la que nos llama y nos invita el Congreso Nacional Indígena es una lucha por la vida con libertad, con justicia, con democracia, con dignidad. Toda una agenda de lucha pacífica que el EZLN refrenda en todo momento. El más reciente fue el encuentro [email protected] zapatistas y las conciencias por la humanidad, realizado del 26 de diciembre de 2016 al 4 de enero de 2017 en el Cideci de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, en el cual plantearon interrogantes que las y los científicos consecuentes deberían responder. Mostraron evidencias de que se trata de problemas que las nuevas generaciones zapatistas están enfrentando. Fue notable la forma contundente en que se defendió a la ciencia y se le deslindó de la seudociencia y la charlatanería. También lo fue el reconocimiento de que los meros conocimientos ancestrales ya no son suficientes para enfrentar el impacto en la naturaleza provocado por los proyectos de destrucción en la lógica del capitalismo. No necesitamos, dijeron, a científicos que vengan a adularnos o a gritar Zapata vive, la lucha sigue y sigue o a exponer sus tribulaciones en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) como algunos hicieron, aclarando que no están dispuestos a perder sus becas. Desde estas miradas el zapatismo invitó a los científicos consecuentes a compartir conocimientos con las comunidades zapatistas.

El cinismo como política
E

l cinismo ha sido siempre un componente visible de la política. En el mundo podremos encontrar alguna excepción que sólo confirmará la regla. Pero en la era neoliberal esta transparente doblez ha llegado probablemente al límite de su posibilidad. Podemos oír mentiras evidentes, asombrados por el grado de desvergüenza con las que se dicen, y el emisor se quedará de una pieza y fresco como una lechuga.

Magdalena Gómez
José Blanco
El gasolinazo y las protestas
L

a imagen se ha reproducido una y mil veces como símbolo de los tiempos que corren. A la salida de una tienda departamental saqueada por una multitud plebeya, un joven carga sobre sus espaldas una enorme pantalla nueva.

Saqueos de Estado
E

n tiempos de Peña Nieto la redistribución de la riqueza se realiza así: los priístas de arriba saquean el erario y mandan a los priístas de abajo a saquear el Chedraui.

Luis Hernández Navarro
Pedro Miguel
La ciencia en la constitución de Ciudad de México
A

pesar de todo, el año comienza con una buena noticia: la constitución política de Ciudad de México (CDMX) tendrá un apartado sobre el derecho a la ciencia y a la innovación, el cual fue aprobado el pasado 5 de enero de 2017 por quienes integran la Asamblea Constituyente de esta ciudad capital. Así, el máximo ordenamiento jurídico de la CDMX será el primero en todo el país en garantizar este derecho, ausente no sólo en ordenamientos análogos en los diferentes estados de la República, sino además en la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Javier Flores