Estados
Ver día anteriorViernes 20 de septiembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Policías antimotines se lo llevan durante una manifestación; responsabilizan al gobernador

Detienen a opositor al Proyecto Morelos
Rubicela Morelos Cruz
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 20 de septiembre de 2013, p. 36

Cuernavaca, Mor., 19 de septiembre.

Policías estatales detuvieron este jueves a Jaime Domínguez Pérez, integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, el Agua y el Aire, cuando participaba en una protesta con la cual se intentó impedir que trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) continuaran con las obras de un acueducto para llevar agua a hidroeléctricas que se construyen en la comunidad de Huexca, municipio de Yacapixtla.

El activista fue aprehendido alrededor de las 11 horas en la colonia Gabriel Tepepa del municipio de Cuautla –por donde pasará el acueducto–, cuando unos 150 elementos antimotines de la Secretaría de Seguridad Pública estatal llegaron a desalojar a los inconformes.

Los policías se abalanzaron contra los manifestantes y los replegaron unos 50 metros; cuando estuvieron frente a Jaime, lo jalaron y se lo llevaron sin más, dijo el también activista Juan Carlos Flores.

Otros manifestantes intentaron impedir que se llevaran a su compañero, pero unos 15 antimotines nos dieron de macanazos y lo aventaron a la camioneta, contó Flores. Destacó que desconocen dónde está recluido Domínguez Pérez.

Integrantes del Frente de Pueblos en Defensa del Agua, la Tierra y el Aire de Morelos, Puebla y Tlaxcala aseguraron en un comunicado que los policías detuvieron a Jaime Domínguez por órdenes del gobernador represor Graco Ramírez, en contubernio con la administración municipal de Cuautla.

El organismo civil se opone al Proyecto Integral Morelos, que la CFE realiza desde la administración del ex gobernador panista Marco Antonio Adame (2006-2012) y que consiste en dos termoeléctricas, un gasoducto y un acueducto. El frente considera que estas obras acabarán con la actividad agrícola en la región y dañarán el medio ambiente.

El año pasado los activistas detuvieron durante tres meses la construcción de las dos termoeléctricas, cuando Adame aún era gobernador, pero cuando el perredista Graco Ramírez llegó al cargo ordenó desalojarlos para que la CFE y empresas españolas continuaran los trabajos. Durante los 10 meses de su gobierno, Ramírez Garrido Abreu ha denostado al movimiento opositor, a cuyos integrantes ha llamado agitadores y fuereños.