Política
Ver día anteriorMartes 29 de enero de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El problema es muy serio; que nadie espere una disminución sensible, precisa el secretario

La violencia no bajará de la noche a la mañana, advierte Osorio Chong

Al reunirse con mandatarios de la zona centro anuncia operativos carreteros de la PF y el Ejército

Foto
Miguel Ángel Osorio Chong y el gobernador mexiquense, Eruviel Ávila, ayer en TolucaFoto Agencia MVT
Claudia Herrera e Israel Dávila
Enviada y corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 29 de enero de 2013, p. 5

Toluca, Méx., 28 de enero. Al anunciar la puesta en marcha de operativos carreteros para combatir la inseguridad, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, planteó: Que nadie espere una baja sensible de la violencia de la noche a la mañana, y tampoco fijó fechas para resolver este problema, que calificó de muy serio.

Osorio aprovechó su encuentro con los gobernadores de la zona centro para hacer un balance de las otras cuatro reuniones y anunciar que acordaron evitar politizar la seguridad con temas electorales o disputas entre partidos políticos.

Anunció que además ajustarán los presupuestos estatales para seguridad, porque no podemos tratar igual a los desiguales, dado que las necesidades de las regiones son distintas. Prometió así atender todas las peticiones de los gobernadores con mayor rapidez a cambio de evaluar resultados y vigilar que hagan un manejo transparente de los mismos.

Reiteró la postura del presidente Enrique Peña Nieto en cuanto a que el Ejército permanezca en las calles mientras no bajen los índices delictivos.

La encerrona se dio en medio de una ola de la violencia en el estado de México, donde se han cometido 85 crímenes en lo que va del año –la mitad en Toluca–, hechos que el gobernador Eruviel Ávila calificó de eventuales y los atribuyó al desmantelamiento de laboratorios que producían drogas sintéticas.

En la reunión privada participaron además los gobernadores de Puebla, el panista Rafael Moreno Valle; los perredistas Graco Ramírez (Morelos) y Ángel Heladio Aguirre Rivero (Guerrero), y los priístas de Tlaxcala, Mariano González Zarur, y de Hidalgo, Francisco Olvera.

A las 11:30 de la mañana llegaron en el mismo helicóptero los secretarios de Marina, Vidal Soberón, y de Defensa, Salvador Cienfuegos, y posteriormente en otra aeronave el subsecretario de Gobernación, Planeación y Protección Institucional, Manuel Mondragón. Para ello se habilitó como helipuerto un campo de futbol de la Universidad Autónoma del Estado de México. Completaron la lista los titulares de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam; el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Eugenio Ímaz, y el subsecretario de Gobernación, Luis Miranda.

Hasta ahora se han realizado cuatro reuniones regionales en Quintana Roo, Chihuahua, Nuevo León y estado de México; la próxima semana se efectuará la última en el Bajío. La meta consiste en que el país sea regionalizado en diciembre para el combate a la delincuencia.

En Casa del Estado de México, que estuvo resguardada por marinos y militares durante las cuatro horas en que charlaron los funcionarios, Osorio Chong explicó que también tendrá reuniones mensuales con los gobernadores para evaluar los resultados. Mientras, los gobernadores de la zona centro y el jefe de Gobierno del Distrito Federal decidieron tener encuentros quincenales con la participación de un integrante del gabinete federal de seguridad para analizar los avances.

El objetivo de esta estrategia conjunta es evitar que alguien cometa un delito en un estado y brinque a otro, refirió el hidalguense, quien ofreció una conferencia de prensa acompañado sólo por el gobernador anfitrión. Mancera y los otros mandatarios estatales no aparecieron ante la prensa, aunque había un escenario preparado para tal fin.

Interrogado sobre la persistencia de la inseguridad en el gobierno de Peña Nieto, Osorio advirtió que nadie puede esperar que haya una baja sensible de la noche a la mañana: Estamos haciendo lo que corresponde; sí tenemos nuestra estrategia en el tema de seguridad y estamos con la confianza de que habremos de encontrar resultados a mediano plazo. Detalló que los operativos en las carreteras serán coordinados por la autoridad federal, particularmente por el Ejército Mexicano y la Policía Federal, y en algunos casos la Armada de México. Será un operativo completo para evitar el asalto, los secuestros o que se cometa algún otro tipo de delitos en las carreteras. Ahí es donde se inicia o termina un hecho delictivo.

La versión de algunos gobernadores se conoció por sus cuentas de Twitter. Graco Ramírez, de Morelos, aseguró que acordaron trabajar unidos, porque no nos dividen las siglas, y formar el escudo centro, para lo cual conversarán próximamente en la entidad morelense.

Francisco Olvera, mandatario de Hidalgo, explicó que por indicaciones del presidente Peña Nieto se convino que las fuerzas federales permanezcan en Tula, donde se registraron seis ejecuciones entre viernes y sábado.

A su vez, Eruviel Ávila, al referirse a los hechos violentos en la entidad que gobierna, se enorgulleció de haber actuado de manera rápida y prometió no permitir que éste sea un punto donde las bandas de delincuentes traten de disputarse la plaza. Presumió que en la madrugada decomisaron armamento de alto calibre (11) y granadas (cinco), así como 2 mil 500 cartuchos en Metepec.

Como parte del plan anticrimen, el gobierno del estado de México y la administración federal acordaron la operación de dos regimientos militares en los municipios de Luvianos, colindante con Guerrero, y de Atlacomulco, cercano a Michoacán, para contener la llegada de grupos de narcotraficantes como Los Guerreros Unidos y La Familia Michoacana, que están en disputa del territorio estatal.