Política
Ver día anteriorDomingo 6 de mayo de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Pulso cibernético
Bravucones virtuales se apoderan de la batalla en las redes sociales

Conocidos como trolls, librarán hoy un debate paralelo al de los aspirantes presidenciales

Todos los días apoyan a sus candidatos y atacan a adversarios

El priísta Enrique Peña Nieto es quien tiene más seguidores de esta clase

Foto
Todos los días aparecen en Twitter numerosas cuentas con las que se ataca o defiende a los candidatos a la Presidencia
Claudia Herrera Beltrán
 
Periódico La Jornada
Domingo 6 de mayo de 2012, p. 2

Llegó el día del debate y para AwesomoRoboto, Rosarioalva o Wendylop12 será una batalla más en Twitter. De forma cotidiana atacan o defienden a sus candidatos con consignas como Viva Josefina, EPN y por mucho o Yo con AMLO, que convierten en trending topics (temas de moda); no rebasan su límite de 140 caracteres ni les gana el nerviosismo.

Ya sean programados por computadora o reales, los trolls de los partidos políticos se han apoderado de la batalla en las redes sociales, y hoy no será la excepción. Hasta el 30 de marzo, día en que el matemático Ricardo Mansilla, especie de científico cazatrolls, hizo un corte sumaban casi 50 mil, la mitad de ellos seguidores de Enrique Peña Nieto.

Pero todos los días se multiplican por cientos o incluso miles cobijados en el anonimato de las redes sociales. A Mansilla le falta clasificar los 80 mil seguidores aparecidos la semana pasada en la cuenta de Josefina Vázquez Mota, pero que según su casa de campaña fueron sembrados por priístas o integrantes de Anonymous.

Algunos trolls se identifican abiertamente. “Soy un bot. No hay engaño aquí”, explica en su perfil AwesomoRoboto, quien ha dedicado 747 mensajes a criticar a Peña Nieto.

Desesperada porque hasta en Internet se busca secuestrar el debate ciudadano, Paola Ricaurte, doctora en ciencias del lenguaje y estudiosa del tema en la Universidad de Maryland, pide emprender una campaña con el lema: “mata, denuncia o espamea un bot”.

Mansilla, doctor en matemáticas por la Universidad de La Habana, ya se adelantó y desde 2011 utiliza algoritmos y sofisticados programas informáticos para eliminar el ruido que generan estos personajes y conocer con mayor precisión la opinión de los cibernautas sobre los políticos.

Su objetivo es analizar el estado de ánimo de los tuiteros en torno a Enrique Peña Nieto, Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador.

Auxiliado de una supercomputadora, identifica primero a los trolls y los elimina, luego clasifica los mensajes de Twitter en positivos, negativos, neutrales y sin sentido, y con esa información elabora un índice de sentimientos que actualiza minuto a minuto.

El científico del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM define a los trolls como cuentas que suelen tener nombres extraños, publican muchos tuits idénticos y hacen retuits; siguen a pocos o a nadie y cuentan con escasos seguidores o con ninguno. Para él los bots son los programas cibernéticos que crean a los trolls computacionales.

Peña, campeón de los trolls

Su estudio define a Peña Nieto como el campeón de los trolls, con 25 mil 284; después Vázquez Mota, con 12 mil 436 de sus 606 mil, y al final se encuentra López Obrador, con 9 mil 196. Quadri no fue contabilizado.

Mansilla cataloga a los trolls de dos maneras. Por un lado están los pasivos, conocidos también como cuentas fantasmas (por ejemplo, @raboytes01, @bonniefierro y @rinconcitojanis), cuyo propósito es inflar la nómina de seguidores de los candidatos sin enviar tuits.

Vázquez Mota cuenta con 606 mil seguidores, de los cuales 21.7 por ciento no ha enviado mensajes; Peña Nieto, 604 mil y, de ellos, 16.4 por ciento tampoco tienen tuits, y López Obrador tiene 428 mil (11.9 por ciento sin mensajes), de acuerdo con un estudio de Ricaurte.

¿Y quienes son los mejores soldados en esta guerra? Los trolls activos que ya sea porque son reales o programados por inteligencia artificial son capaces de generar un tópico de moda, porque repiten decenas de veces el mismo mensaje y pueden crear la falsa percepción de que un candidato recibe mucho respaldo o es mal visto; también ayudan a magnificar errores y aciertos.

Pero como esta estrategia de manipulación en redes sociales es cada vez más conocida y evidenciada por los tuiteros que buscan revertirla con comentarios sarcásticos, los impulsores han adoptado otra táctica. Mansilla dice que crean cuentas como @JssiSouza, @ferrexgy o @Nicolasfag, las cuales desaparecen horas o días después de cumplida la misión de ataque o defensa.

A unas horas del debate, Jesús Ramírez, coordinador del equipo de redes de López Obrador, afirma que los trolls de sus adversarios fueron citados masivamente para posicionar hashtags (etiquetas) en busca de ganar las redes. En el PRI acusan de lo mismo a sus adversarios. Y así comienzan a librar una lucha cibernética que cada vez cuenta más en la opinión pública.