Deportes
Ver día anteriorDomingo 12 de septiembre de 2010Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Gana el título internacional más importante para el automovilismo mexicano desde 1971

Esteban Gutiérrez se convierte en el primer campeón de GP3

Este triunfo lo catapulta como una seria promesa para integrarse a la Fórmula Uno

En GP2, Checo Pérez abandona la carrera y pierde toda posibilidad de obtener el cetro

Foto
Esteban Gutiérrez subió al podio en el circuito de MonzaFoto cortesía Telmex
Agencias
 
Periódico La Jornada
Domingo 12 de septiembre de 2010, p. a17

Monza, 11 de septiembre. Esteban Gutiérrez ganó con amplitud en el autódromo de Monza el título internacional más importante para el automovilismo mexicano desde que Pedro Rodríguez conquistó en 1971 el campeonato mundial de autos deportivos.

El regiomontano se anotó la pole position, y con ese mejor tiempo los dos puntos que requería para convertirse en el primer campeón de la serie GP3. Luego coronó la obra con una carrera inteligente, encarnizada por parte de sus rivales, a los que dejó la pugna mientras él se llevaba la bandera a cuadros.

El himno nacional volvió a escucharse en el mítico autódromo italiano, donde Gutiérrez, el joven de 19 años, ganó en 2008 la Fórmula BMW, pero la victoria de este fin de semana es de clase mundial y lo convierte en una de las promesas para la Fórmula Uno.

“Independientemente del campeonato siempre buscamos hacer lo mejor que podíamos, en Monza quería hacer una pole más y llevarme otra victoria. Ahora se puede decir que es real el campeonato, el cual está dedicado a México”, expresó Gutiérrez tras ganar la carrera future, la primera en la cartelera doble.

A pesar del temple que siempre muestra, el piloto reveló que la calificación se volvió angustiante por algunos momentos, en especial al ver los tiempos conseguidos por sus rivales. La vuelta rápida fue muy competitiva y emocionante. Todavía tenemos una carrera por disputar, dijo, en referencia a la sprint de este domingo, en la que, de acuerdo con el reglamento, partirá desde la octava posición.

El mexicano, primer volante del equipo francés ART Grand Prix, inició con problemas la sesión de clasificación, al sufrir un despiste durante su primera vuelta de calentamiento.

Sin embargo, durante la sesión de calificación se ubicó entre los 10 mejores en los primeros 15 minutos, y fue a tres minutos de finalizar la práctica cuando logró el mejor registro sobre la pista de 5.793 kilómetros, fijado en 1.43.425 minutos.

Con la posición de privilegio, Gutiérrez llegó a 77 unidades, con lo cual se convirtió en inalcanzable para el canadiense Robert Wickens (Status Grand Prix), quien lo secunda en la clasificación general, con 57 puntos.

Ya en la carrera, Esteban tuvo una arrancada limpia, pues se libró de los ataques que le plantearon tanto Wickens como el suizo Nico Mueller, que al sumar 44 tantos aún pugna por el segundo lugar.

El mexicano mantuvo la punta de inicio, pero al sentir la torpeza de sus perseguidores en el afán de superarlo, les permitió el rebase y los dejó cometer errores, como cortar la curva chicana y roces entre ellos. Gutiérrez se mantuvo reservado, pero al acecho y con el acelerador firme, pero sobre todo impuso la experiencia que desde adolescente desarrolló en esta pista hasta que cruzó la meta por delante de Wickens y el indonesio Rio Haryanto.

En contraparte, el jalisciense Sergio Pérez fue presa de un incidente sobre la pista que lo dejó fuera de competencia y de la posibilidad de obtener el título en la GP2, ya en la bolsa del venezolano Pastor Maldonado, quien también se vio afectado por el alemán Michael Herck.

Checo Pérez buscaba en la carrera future sumar puntos que le permitirían acercarse a Maldonado, pero ahora esto, si bien matemáticamente es posible, es remoto, pues el mexicano tendría que ganar las tres carreras que faltan (este domingo y la siguiente fecha en Abu Dhabi), y que el venezolano no sumara nada.