Política
Ver día anteriorJueves 12 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Informe de Coneval señala que 20 millones sólo pudieron destinar $14 al día a su alimentación

En el sexenio foxista casi la mitad de los mexicanos cayeron en pobreza patrimonial
Enrique Méndez y Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Jueves 12 de marzo de 2009, p. 17

El Consejo Nacional de Evaluación (Coneval) del desarrollo social informó a la Cámara de Diputados que en el sexenio de Vicente Fox, de 103 millones de mexicanos, 48 millones 846 mil cayeron a niveles de pobreza patrimonial y sólo tuvieron ingresos por mil 625 pesos al mes en las zonas urbanas, es decir, de 54 pesos diarios, y en zonas rurales mil 86 mensuales, o sea 36 pesos diarios.

Destaca que 20 millones de mexicanos sólo pudieron destinar 14 pesos diarios a su alimentación.

Esta situación, señaló el consejo en su documento entregado a los legisladores, impidió a esa población adquirir sus requerimientos básicos de alimentación, salud, educación, vestido, calzado, vivienda y transporte público, aun dedicando el total de sus ingresos exclusivamente a satisfacer estas necesidades (y) muestra la fragilidad de la situación nutricional de la población en pobreza.

Inclusive, el secretario ejecutivo del Coneval, Gonzalo Martínez Licona, reconoció en una reunión de trabajo con diputados de la Comisión de Desarrollo Social, que hay una relación entre la pobreza y el narcotráfico, porque éste es atractivo para quienes no tienen ingresos fijos o éstos son mínimos, pero acotó que también lo es para otros grupos sociales, porque cualquier persona es atraída por ganancias a corto plazo.

Añadió: por supuesto que no solamente hay gente pobre en el narcotráfico, el nexo está ahí, pero el centro del fenómeno sigue siendo la impunidad, aunque atenderla y corregirla se complica muchísimo; no es fácil ni sencillo.

Herencia vergonzosa

El estatus de pobreza de casi la mitad de la población, expresó el presidente de la Comisión de Vigilancia, Antonio Ortega Martínez, constituye una vergonzosa e inaceptable herencia de Vicente Fox, que en su sexenio tuvo ingresos por excedentes petroleros de 800 mil millones de pesos, como no los tendrá ningún otro gobierno.

Más aún, en localidades rurales de menos de 15 mil habitantes, expresa el consejo, la pobreza de patrimonio aquejaba a 54.7 por ciento de la población, mientras que en las urbanas fue de 35.6 por ciento, lo cual define que aproximadamente 21.1 millones de personas en el medio rural y 23.6 millones en el urbano eran pobres de patrimonio.

El reporte también refiere que en el foxismo 18 millones 954 mil mexicanos fueron considerados en pobreza alimentaria, es decir, quienes tienen un ingreso mensual total menor a 810 pesos en el área urbana (27 pesos diarios) y menor a 599 en las rurales (19.90 diarios), donde viven dos de cada tres personas que no cuentan con ingresos suficientes para comer.

La pobreza se acentuó en el campo mexicano, explica el documento, y refiere que en los dos primeros años de la administración de Ernesto Zedillo el número de mexicanos en pobreza alimentaria era de 47 millones, y con Fox sólo pasó a 44.7 millones pese a los recursos extraordinarios, es decir, únicamente 2.3 millones menos que cuando inició la crisis económica derivada del error de diciembre.

El sexenio de Vicente Fox inició con 52 millones 700 mil 549 mexicanos en pobreza patrimonial, pero a pesar de los altos ingresos petroleros esa cifra sólo se redujo a 48 millones.

En el rubro de alimentación y nutrición, el Coneval afirmó que los niveles de desnutrición siguen siendo muy elevados para la población indígena, por lo que 33.2 por ciento de menores de 5 años en el país registraron baja talla, debido a que los 20 millones de mexicanos más pobres sólo destinaron 424.6 pesos al mes a alimentación.

A esto se agrega, señaló, que los precios de la canasta básica en el medio rural subieron en promedio 18 por ciento, valor que al ser superior al aumento en los ingresos de los hogares mexicanos se traduce en un crecimiento de la pobreza por ingresos.

Martínez Licona explicó que Chiapas es el estado con mayor pobreza alimentaria, con 47 por ciento de su población en esa situación; después Guerrero, con 42 por ciento; Oaxaca, 38.1; Tabasco, 28.5, y Veracruz con 28 por ciento.