Mundo
Ver día anteriorJueves 12 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Advierte Biden sobre los desafíos dantescos con los cárteles de la droga del vecino sureño

Descarta Obama enviar tropas a la frontera con México por la violencia

Designan a Gil Kerlikowske como zar antidrogas de EU; el cargo pierde nivel de gabinete

La cooperación en materia de seguridad involucrará muchos departamentos: la Casa Blanca

Foto
Joe Biden, vicepresidente de Estados Unidos (a la izquierda), al presentar ayer en Washington a Gil Kerlikowske, jefe de la policía de Seattle, nominado al puesto de director de la Oficina Nacional de Control Antidrogas; el Senado deberá confirmarlo en el cargoFoto Reuters
Afp, Dpa y Reuters
 
Periódico La Jornada
Jueves 12 de marzo de 2009, p. 29

Washington, 11 de marzo. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, descartó hoy estar interesado en enviar tropas a la frontera con México. Horas antes, el vicepresidente Joe Biden advirtió sobre los desafíos dantescos con los cárteles de las drogas que, dijo, amenazan tanto a las comunidades estadunidenses como a las mexicanas, durante un acto en el que presentó al designado zar antidrogas, Gil Kerlikowske, acutal jefe de policía de Seattle.

Tenemos una frontera muy grande con México, afirmó el presidente en declaraciones a 14 diarios regionales del país, entre ellos The Dallas Morning News, pero recalcó: no estoy interesado en militarizar la frontera.

Obama abordó el tema al comentar una propuesta del gobernador de Texas, Rick Perry, quien hace dos semanas dijo haber pedido al Departamento de Seguridad Nacional el envío de soldados a la frontera de Texas con México.

Vamos a examinar si tiene sentido desplegar a la Guardia Nacional, y bajo qué circunstancias, dijo Obama, según declaraciones publicadas en el sitio de Internet del Dallas Morning News.

El presidente estadunidense dijo que ofrecerá en los próximos meses una política amplia para lidiar con el narcotráfico que afecta a ambos países, con atención a la demanda de drogas en Estados Unidos, y al flujo de dinero y armas que le han dado a los cárteles una fuerza extraordinaria.

En tanto, Robert Gibbs, vocero de la Casa Blanca, señaló que la situación de seguridad en México es de interés para el gobierno del presidente Barack Obama, al detallar que la cooperación en este rubro involucrará muchos y diferentes departamentos.

Biden, a su vez, aseguró que con la violencia rampante en la frontera del sur y oeste, y el gran número de personas que sufren problemas de adicción, es más importante que nunca contar con una estrategia nacional para el control de drogas.

Tenemos que demostrar a nuestros socios internacionales y a las organizaciones criminales que amenazan la estabilidad y el imperio de la ley en esas naciones, que asumimos seriamente nuestra responsabilidad para reducir el consumo de drogas, dijo Biden.

Gil Kerlikowske tiene la experiencia y la serenidad de juicio para liderar nuestros esfuerzos a nivel nacional, añadió el vicepresidente en el acto celebrado en la Casa Blanca, al anunciarse la elección que hizo para este cargo el presidente Obama.

“Los desafíos son dantescos. (...) Los cárteles de la droga amenazan tanto a las comunidades de Estados Unidos como a las de México. Como zar antidrogas, el director tendrá un papel central en el desarrollo y la implementación de una estrategia para la frontera del suroeste”, explicó Biden.

“Es una estrategia que tenemos que aplicar para tener bajo control la situación, para proteger a nuestra gente y acabar con los cárteles de la droga mexicanos”, añadió. Lo hemos hecho en el pasado. Lo hicimos en Colombia. Así que no quiero que nos demos por vencidos.

El costo tan sólo a nivel sanitario y económico del abuso de drogas y alcohol asciende a 350 mil millones de dólares al año en Estados Unidos, recordó Biden.

Kerlikowske, con una carrera policial de 36 años, es además de jefe de policía de Seattle, presidente de la principal asociación de jefes policiales de Estados Unidos, que agrupa a las agencias de 56 ciudades.

El éxito de nuestros esfuerzos para reducir el flujo de drogas depende ampliamente de nuestra capacidad para reducir la demanda. Y eso empieza con nuestra juventud, reconoció el nuevo zar antidrogas en su discurso.

Biden reiteró hoy lo que recientes documentos del Departamento de Estado y de Seguridad Nacional han señalado: que los cárteles de droga de México suponen una clara amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Unas 7 mil personas han muerto en un recrudecimiento de la violencia entre cárteles mexicanos desde enero de 2008. Funcionarios estadunidenses temen que la violencia se extienda al sudoeste de Estados Unidos, donde ha habido secuestros y asesinatos vinculados con el tráfico de drogas.

Biden agregó que Kerlikowske supervisará la estrategia para mejorar el intercambio de información, aprovechar nuevas tecnologías y vigilar la prohibición del ingreso de drogas a Estados Unidos y de armas y flujo de dinero a México.

Alrededor de 90 por ciento de la cocaína consumida en Estados Unidos llega a través de México, que también es un importante punto de tránsito y producción de heroína, metanfetaminas y mariguana en Estados Unidos, según funcionarios de Seguridad Interna.

La cifra de muertos en las guerra contra el narcotráfico en México –mil sólo en enero de este año– ha aumentado desde que el presidente Felipe Calderón asumió el cargo a finales de 2006 y envió a decenas de miles de soldados a combatir los poderosos cárteles de cocaína del país.

De ser confirmado por el Senado, Kerlikowske dirigirá la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas, elevada a nivel de gabinete durante el anterior gobierno de George W. Bush. Obama, sin embargo, pretende remover el puesto del gabinete.

Que la posición tenga o no nivel de gabinete no es tan importante como que el director pueda sentarse en la mesa cuando se tomen las decisiones importantes, dijo un funcionario estadunidense anónimo, quien rechazó que el puesto del zar antidrogas sería degradado. El director designado va a tener acceso total y una línea directa con el presidente y el vicepresidente, añadió.

Decomisos de armas

El gobierno estadunidense anunció este miércoles tres decomisos realizados recientemente en el sur del país, de armas que eran llevadas hacia México. Agentes aduaneros localizaron el primer cargamento, que incluía ocho rifles automáticos y semiautomáticos y una pistola, así como miles de cartuchos, en un camión en el estado de Arizona, el pasado sábado, se detalló en el comunicado del Departamento de Seguridad Interior. Dos personas fueron detenidas en esa operación.

El segundo cargamento fue localizado el jueves en Laredo (Texas), también en un camión. Según las autoridades, el conductor llevaba ocultas armas, municiones y accesorios en varios escondrijos del vehículo, incluido el depósito de gasolina.

El tercer cargamento capturado fue en Pharr (Texas), justo en la frontera con Reynosa, Tamaulipas. Los agentes estadunidenses dijeron haber hallado en el trailer del camión 19 botellas con pólvora, nueve mil pistolas y miles de cartuchos. El conductor también fue detenido.

La secretaria del Departamento de Seguridad Interna estadunidense, Janet Napolitano, reconoció que el freno al tráfico ilegal de armas a México es crítico en la lucha contra los cárteles de la droga.