Cultura
Ver día anteriorJueves 12 de marzo de 2009Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Investigadores y docentes del INAH alertan sobre nueva agresión al patrimonio cultural

Destruyen estructura en Uxmal para montaje de luz y sonido

Alteraron la fachada originaria de la Gran Pirámide, mediante la excavación de una zanja

La aparatosa obra se presentó a los medios de comunicación como un gran hallazgo, dicen

Foto
Obras realizadas en las ruinas prehispánicas de Uxmal, en el Cuadrángulo de las Monjas, para el montaje de luz y sonidoFoto Cortesía de la Comisión de Patrimonio y Legislación de Investigadores y Docentes del INAH
Ana Mónica Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Jueves 12 de marzo de 2009, p. 3

En los años 70 del siglo pasado, se inició en la zona arqueológica de Uxmal, Yucatán, el montaje de luz y sonido que desde entonces se presenta.

Además de la agresividad física contra el área prehispánica, los promotores del espectáculo realizan, desde hace un par de meses, zanjas para colocar nuevas luminarias tanto en el exterior como en el interior de los principales monumentos prehispánicos.

Esas graves implicaciones fueron corroboradas por la Comisión de Patrimonio y Legislación de Investigadores y Docentes del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), luego de un recorrido que efectuaron para verificar los perjuicios al sitio prehispánico: la Gran Pirámide, el Templo del Adivino y el Cuadrángulo de las Monjas.

Existe gran preocupación de los especialistas porque las instalaciones antiguas de luz y sonido se encuentran olvidadas y en desuso, mientras para actualizar las funciones nocturnas se cavan grandes zanjas y perforan por dentro los principales edificios.

En enero pasado, explican los integrantes de la comisión, fue suspendido el montaje multimedia con el objetivo de actualizar las instalaciones y la colocación de luminarias. Inclusive, aseguran los investigadores y docentes, las recientes excavaciones realizadas dentro de algunos monumentos se han hecho para colocar las luces que alumbrarán el área prehispánica.

Adecuaciones sobre la marcha

Los trabajos de adecuación y actualización técnica están a cargo de las compañías Teletec y A5. Tan sólo en la fachada del edificio de la Gran Pirámide hicieron una zanja longitudinal en la parte superior y en el segundo cuerpo se realizaron excavaciones para cambiar parte de los conductos del cableado, explicaron los investigadores del INAH.

Este montaje de luz y sonido, alertan, ha ocasionado graves implicaciones en la zona arqueológica de Uxmal; además esta aparatosa obra se presentó a los medios de comunicación como gran hallazgo, pues al levantar una parte de la fachada principal quedó expuesta parcialmente la fachada de una subestructura.

Desde un punto de vista estrictamente arqueológico esa obra no se justifica, pues implica la alteración de la estructura original, argumentan.

Los trabajos de instalación para el espectáculo de luz y sonido en Uxmal datan de los años 1973-74 y hasta principios del pasado enero se continuaba realizando el montaje.

Las actuales obras de adecuación están a cargo de las compañías Teletec y A5, mismas que fueron licitadas por el gobierno de Yucatán y son coordinadas por el arqueólogo José Huchim y el arquitecto Antonio Vega Rangel, utilizando sólo una parte la infraestructura de la antigua instalación.

Además, alertaron, “cuando las autoridades se enteraron de la visita de la comisión, rápidamente procedieron a cerrar el hueco y a su restauración.

En el área conocida como el Cuadrángulo de Las Monjas los trabajos consisten en la adecuación de los drenajes de las zanjas de luz. La excavación de un metro de ancho y 90 centímetros de profundidad significó hace 35 años una afectación considerable, la cual ha provocado y seguirá provocando problemas de acumulación de agua y humedad.

Los promotores del show planean intervenir el edificio del Adivino, donde no se tiene claro qué luminarias se cambiarán.

Además los investigadores del INAH aseguran que ante los trabajos e intervenciones en edificios es clara la inexistencia de un proyecto, donde se especifique cuántas zanjas se eliminarán y cuántas nuevas se abrirán, ya que las adecuaciones se hacen sobre la marcha.

Tampoco, dicen los especialistas, se cuenta con un diagnostico de cómo las intervenciones de luz y sonido efectuadas en los años 70 han afectado las estructuras, ya que por lo observado hay un grave deterioro en los edificios por la humedad.

Existen en todo el sitio varias instalaciones abandonadas del antiguo sistema de luz, tanto en los cuartos como en los patios y las plazas, lo que indica los excesos y falta de previsión en dichos trabajos.

Urge plan de mantenimiento

Las obras no están destinadas a revertir los daños causados por el antiguo sistema de iluminación, por lo que se perpetúa la agresión física y visual a los edificios arquitectónicos y su entorno, alterando otras áreas originarias.

Es importante señalar que la zona arqueológica necesita urgentemente de un programa de mantenimiento, porque lo cierto es que no tienen un proyecto definido de luz y sonido, porque todo lo están realizando sobre la marcha y a 30 años de que fueron montadas las primeras instalaciones es terrible que todavía se prolongue la agresión física y la integridad del entorno arquitectónico de los edificios prehispánicos.

Hace unas semanas el INAH difundió el descubrimiento de una fachada anterior a la que el visitante observa en la Gran Pirámide, que representa los antecedentes de la arquitectura Puuc, cuyo esplendor fue en el clásico tardío (900-1000 dC).

José Huchim, responsable del Proyecto Arqueológico de Uxmal, manifestó que este hallazgo sucedió durante el mantenimiento que se realiza periódicamente en los cuerpos principales de la construcción denominada también Templo de las Guacamayas, con el objetivo de retirar luminarias de un sistema instalado a finales de los años 70, cuando los criterios eran distintos de los actuales.